Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

enero 2012
L M X J V S D
    feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivo de enero 2012

GRANDES CONFERENCIAS INFO 2012 (I) | Tiempos de crisis: tiempos de oportunidades

Manuel Bermejo inauguró ayer las Grandes Conferencias INFO 2012 con una charla sobre ‘Tiempos de cambios: tiempos de oportunidades’. Su dilatada experiencia en el mundo de la empresa y también como formador, le permitió compartir una serie de reflexiones sobre dónde estamos y hacia dónde debemos ir.

Una de sus principales ideas: la autocrítica. “Debemos cuestionarlo todo y cuestionarnos a nosotros mismos, no sólo a los políticos”. Lanzó una pregunta: El mundo ha cambiado, ¿hemos cambiado nosotros? Y habló para los empresarios al decir que a veces los propios hombres de empresa se anquilosan, cuando ‘todo empresario debería ser emprendedor’.

También dio un consejo para que las empresas busquen ser líderes (en el liderazgo está el confort; España no debe tener muchas empresas grandes sino muchas empresas líderes), y es no limitarse a ‘apagar fuegos’. ‘Si actúas siempre como bombero te equivocas en la gestión. Debemos tener siempre un pensamiento estratégico’, algo que, según él, es el primer paso para tender también hacia la innovación como valor añadido de nuestros productos o servicios.

Y es que, como afirmó Ortega y Gasset, ‘Mirada lejos y pensar en grande’. Y como complementó otro Ortega, Amancio Ortega, ‘Mirada lejos, pensar en grande y cuidar el detalle’.

Pero si una sola idea se debiera destacar de la ponencia de Manuel Bermejo, esa sería sin lugar a duda la del talento. ‘El talento es el bien escaso del S.XXI’. Habló de la Pyme y de la dificultad que tiene para delegar, compartir y hacer equipo, lo cual es un atentado contra el talento si no se permite a quien lo tiene desarrollarlo. ‘Y cuidado con los recortes’- añadió. ‘Debemos perder grasa, pero no el músculo’.

Por su parte Juan Hernández, en su presentación inaugural, dio un aliento positivo afirmando que “Lo hicimos una vez y podremos volver a hacerlo. Entre 1996 a 2007 se crearon 8 millones de puesto de trabajo, medio millón de ellos fueron trabajadores por cuenta propia, es decir, autoempleo, y más concretamente empleadores”. Eso sí, sabiendo que la respuesta a los problemas económicos y de desempleo que tenemos está en la actividad empresarial privada, y por eso ‘en Administración pública tenemos que hacer un esfuerzo serio por crear el marco adecuado que posibilite la creación de empresas’.

Autónomos por 50 euros

Nadie dijo que ser autónomo fuera fácil. Hay que ponerle mucho esfuerzo para llevar y gestionar un negocio al tiempo que hay que ser muy hábil con el balance de gastos para sacar la mayor rentabilidad de la actividad a la que dedicas el máximo empeño. Y es que mucho se ha hablado de las cuotas que tienen que pagar los autónomos como obligación fiscal: que si son excesivas, que si no se adaptan a la actividad, que si suponen un abuso… Con cifras sobre la mesa, diremos que las cuotas pueden oscilar entre los 170 o los 260 euros, aunque esto depende de muchos factores relacionados con la actividad profesional o incluso con el derecho a percibir bonificaciones. Además, casi siempre van de la mano otra serie de gastos como, por ejemplo, abonar el IVA aunque facturas que aún no se han cobrado o pagar los servicios de una gestoría para que mantenga al día sus obligaciones con Hacienda. La cosa se eleva considerablemente hasta el punto que, a veces, ser autónomo no compensa, más cuando estos gastos pueden llegar  a ser  un verdadero lastre a la hora de hacer cuentas. Nos referimos sobre todo a los autónomos pequeños. Esas empresas unipersonales de facturación inestable y aleatoria, los “mini-autónomos”, al “autoempleo”.

En internet, por donde todo fluye de otra manera distinta, circula el planteamiento de cobrar una cuota reducida para los pequeños autónomos, es decir, a esos autónomos a los que no les sale rentable serlo. De momento sólo es una propuesta que, cada vez con más ímpetu, se está moviendo en determinados círculos cibernéticos. Blogs y redes sociales no paran de hacerse eco de esta idea que, para nada, consideran descabellada, sino todo lo contrario: necesaria y factible.

La cuota que proponen a pagar por estos mini-autónomos es ínfima, casi simbólica: autónomos por 50 euros. Según esta iniciativa, esta tipología de freelance podría darse de alta aunque tuviera unos ingresos muy bajos, por ejemplo, de menos de 600 euros al año. Este autónomo perdería los derechos de amortizar gastos en sus declaraciones, pero podría trabajar de manera legal, declarando sus ganancias (aunque sean mínimas) al Estado. Javier Navarro dice en El Blog del Salmón que está seguro que “esta forma tendrá fallos y que habrá que realizar requisitos legales para poder sacarla adelante y garantizar que no se convierte en un fraude de ley”. Aun así, matiza que  “cree muy necesario realizar algún tipo de operación para poder regularizar y sacar a la luz los múltiples pequeños trabajos que se realizan y que podrían estar generando ingresos y disminuyendo los gastos del estado”.

Hay que destacar que esto evitaría, entre otras cosas, que se realizaran pequeñas actividades comerciales de tapadillo, sin declarar. Por eso se promueve también esta tesis como una medida de regeneración de la economía sumergida. Desde el blog infoutónomos se señala que este problema es precisamente “cada vez más habitual, y esta sería una forma de regularizar el trabajo realizado en B por un tercero, que ofrece sus servicios a los clientes de “manera clandestina”.

¿Será este uno de los cambios que están por venir?

Cuarta planta: ¿Es la iniciativa empresarial una cualidad innata? (*)

Ignacio Cóbreces
Gabinete de Comunicación del INFO

Al principio, hace unos años, escuchaba estas historias con la boca abierta. Viniendo de una región donde las piruetas laborales eran completamente inexistentes –el hijo del labrador era tataranieto de labrador, otro tanto el del herrero, etc.- el emprendedurismo, emprendimiento, como dicen que ahora se dice, de las gentes del Levante me resultaba singular. Su capacidad para idear, inventar o emprender negocios, chocante. Conozco decenas de historia similares en la Región de Murcia. Como la del adolescente de Cabezo, apenas de 15 años, que sale de Murcia en plena Guerra Civil para recalar en Marsella, tras un rocambolesco periplo. En apenas unos años se convertirá en uno de los principales exportadores de cítricos de la región. Otro, no mucho mayor en edad,  vecino de Beniel, que en 1957 cae, casi por azar, en la estación de Austerlitz (“je ne parle pas français”) y, aún hoy, más de medio siglo después, en cualquier restaurante parisino digno de tal nombre, y hay muchos, los limones con su marca (en realidad el apodo del tatarabuelo) son tan ineludibles como las ostras sobre las que se exprime su zumo.

Frecuento a los descendientes de uno y otro. Aún admitiendo que la movilidad social es uno de los signos de los tiempos y que muchos de sus vástagos se ganan la vida en profesiones notablemente diferentes, basta hablar cinco minutos con ellos para darse cuenta de que el sobresaliente dinamismo de sus ascendientes sigue estando bien presente en los descendientes. ¿Lo habrán heredado tras tres generaciones? ¿Es posible que su sentido de la imaginación, el emprendimiento o emprendedurismo sea algo genético? Parece como si ciertos individuos, lo mismo que heredan, de generación en generación, el azul de los ojos o las pecas en la mejilla, también asuman los rasgos familiares para impulsar una idea que no se quede sólo en eso, antes bien, convertirla en algo útil o provechoso. Sea en el ámbito de los negocios, el ocio o su propia vida. Como dicen en mi pueblo, llevan el discurrimiento en la sangre. Hasta para asuntos tan banales y, hablo de casos bien concretos, sobre cómo aprovechar mejor el espacio en la cocina o cómo crear una línea aérea de bajo costo. Lo que podría llevar a pensar, como se suele decir, que algunos han nacido de pié. Mejor aún, echados “p’alante” a la hora de impulsar sus negocios e intereses por pequeños o grandes que sean. Al menos, por lo que concierne a su sentido del emprendimiento.

Por el contrario, también la casuística es abundante a la inversa. Hay muchos otros empresarios y emprendedores en cuya esfera familiar no ha existido ninguna lumbrera empresarial. Sin embargo, de repente, alguien que de adolescente fue vendedor de libros o comercial de generadores, como por arte de magia, le llega la inspiración, como venida de lo alto, también la decisión y el coraje, todo hay que decirlo, para acometer una línea de negocio única, novedosa, imaginaria. De la nada, construye un pequeño imperio empresarial. Atribuible a veces, aunque no siempre, a que ha recibido una formación exquisita, se ha rodeado de colaboradores extraordinarios o, simplemente, ha sabido toparse con el negocio exacto, en el momento justo y necesario.

Antiguamente, más bien por obligación social, las generaciones de profesionales, fueran herreros o médicos, pasaban de padres a hijos, nietos y bisnietos. Ahora, ciertamente, esas imposiciones sociales no existen, salvo muy contadas excepciones. Cualquier graduado universitario, incluso un buen estudiante de bachillerato, dispone de las bases y una educación empresarial razonablemente decente. Es decir que, en potencia, todos disponemos de la libertad suficiente y la educación adecuada para desarrollar la inventiva e impulsar un pequeño o gran “business”. El caldo de cultivo está ahí. Sin embargo, algunos somos negados para ello, bien nos falta la iniciativa, la capacidad… o los rasgos genéticos. Somos tal palo de tal astilla, para las cosas buenas y para las menos. Incluida la capacidad para emprender.

Creo que aunque un cierto ambiente y una buena formación constituyan la parcela importante del “humus” en el que pueden medrar los emprendedores, aún más esencial es “un no sé qué”, sea cromosómico, sea mental, que nos convierte a unos en aprendices de emprendedores y a otros, tocados por una varita mágica, en superdotados del emprendedurismo. Si no hay un extraordinario sexto sentido de la iniciativa y una notable capacidad de decisión, difícilmente, por mucha cultura, aprendizaje y formación que se reciba se convierte uno en emprendedor. Las discusiones sobre si los factores sociales y psicológicos son determinantes podrían durar hasta el infinito. Pero como en tantas profesiones, y la de emprendedor es una, el sentido del riesgo, de  tirar para adelante, de osar, cueste lo que cueste o se tiene o no se tiene. Soy de la opinión de que no se adquiere.

Por eso, ahora que por necesidad o virtud tanta gente acude al Instituto de Fomento a recabar apoyo porque desea emprender un negocio, ¿no convendría, aún haciendo de tripas corazón, para evitar en el futuro males mayores y frustraciones mayúsculas, decir claramente al candidato: “Ud. No sirve para emprendedor”? Claro que para alcanzar ese grado de discernimiento, acaso también se necesite un cierta dosis, ¿también innata?, para percibir en un corto espacio de tiempo si alguien tiene cualidades congénitas para emprender. O no.

Pero empujar, insistir para que alguien se convierta en emprendedor porque es lo que toca en estos tiempos de crisis, acaso hasta sin vocación para serlo,  no parece lo más conveniente. En el INFO tenemos una panoplia de instrumentos y herramientas que, sin duda, ayudan al emprendedor, al que tiene iniciativa, a seguir ese camino. Pero las herramientas sirven de poco sino se tiene el espíritu de audacia y resolución indispensables. Y éste, en mi opinión, no se gana, no está revoloteando en la atmósfera, se lleva en la sangre. Nunca mejor dicho.

Y tú, ¿eres genetista o ambientalista? ¿Eres de los que creen que un individuo nace con unas capacidades de emprendedor, heredadas, completamente fijas y estables? O bien ambientalista ¿nadie en tu genealogía tuvo la capacidad para iniciar nuevas empresas o actividades, pero tú  eres el producto genuino de la interacción herencia-ambiente lo que te convertirá en una eminencia empresarial de la región en unos años?. Me pregunto –mientras en la cena de Nochevieja, me lo cuenta el protagonista, acercándose a los noventa- lo que yo hubiera hecho, si en el año 1957 me hubiera encontrado tirado (“je ne parle pas français”) en el andén de Austerlitz. ¿Me hubiera faltado tiempo para montar en el tren de vuelta? O por el contrario, ¿me hubiera atrevido a tomar el metro para ir hasta Les Halles, el mercado central de frutas y verduras?

(*) Las opiniones que pudieran derivarse del texto son las personales del propio autor y no tienen necesariamente que ver con las políticas oficiales del Instituto de Fomento.

¿TIENES UN PROYECTO CON ADN ABIERTO? Crowdfunding, una fórmula de financiación colectiva

Tengo un proyecto y necesito dinero para poder sacarlo adelante. ¿Por qué intentar buscarlo en un solo lugar? Con esta reflexión Carlos Albaladejo, de BlackBox_Innova, inauguraba ayer la I Jornada de Crowdfunding organizada en la Región de Murcia ante los 105 asistentes y las 156 personas que siguieron el evento por streaming. Y es que la también conocida como microfinanciación colectiva se convierte en una alternativa cada vez más fuerte ante la ausencia de financiación a través vías hasta ahora más tradicionales como las entidades financieras o las subvenciones públicas. ‘El Crowdfunding supone un cambio radical en la ecuación a la financiación’. Ahora, a través de Internet, personas desconocidas interesadas en tu proyecto podrán apostar por él convirtiéndose en tus inversores.

Carlos Albaladejo (@albaladejo) de BlackBox_Innova (@bbinnova), compartió mesa y reflexiones junto a Enric Senabre de Goteo (@esenabre), Ángeles Portillo de Churba & Portillo (@zanguanga) y David Torres de CERAI (@davidtaron).

 Todos coincidieron en que el sector de la cultura y las industrias creativas es el que más fuerza o mejores respuestas obtiene en este tipo de financiación, además de que fue el pionero en España. La explicación tiene lógica: si tu director de cine favorito te pide, por ejemplo, diez euros para hacer su nueva película, ¿cómo negarte? Y sumando muchas participaciones de 10 euros hay proyectos de cine, de música o de cómic que han salido adelante gracias al apoyo de sus ‘fans’. Y es que, como se destacó en varias ocasiones a lo largo de la tarde, ‘tener una comunidad online detrás de tu proyecto es fundamental para que el crowdfunding funcione’.

Sin embargo cualquier proyecto capaz de conectar con la motivación o el interés del público, es susceptible de encontrar en el Crowdfunding una respuesta.

A continuación, las claves básicas a tener en cuenta si estás pensando en la microfinanciación colectiva:

1.- Muévete en redes. Crea tu propia comunidad con la que poder compartir tu proyecto.

2.- El cliente tiene la razón, y en este caso el cliente se convierte en el centro, porque será tu propio cliente potencial quien te financie.

3.- Transparencia y responsabilidad. La ausencia de ambas, en el 2.0, se castiga mucho.

4.- Sé creativo a la hora de contar tu proyecto en las redes sociales. Busca visibilidad y buena reputación.

5.- Los plazos son muy importantes. Marca una fecha límite (el plazo óptimo es de 80 días) para que la gente pueda hacer su aportación; si sienten que tienen mucho tiempo por delante, se relajan. Además, plantea un proyecto escalable, es decir, paso a paso. No pidas todo el dinero de golpe; comienza una primera fase, demuestra que tu proyecto es sostenible, y después siguen con la segunda.

6.- Define la contraprestación que tendrán tus inversores y recuerda que no debe ser necesariamente monetaria. Por ejemplo, en vez de recibir un porcentaje de los ingresos del proyecto, puedes agradecer el apoyo con los agradecimientos en un disco, dándole una atención especial a los inversores como hacer un concierto en privado sólo para ellos… Estos son ejemplos del ámbito cultural, pero lo importante es buscar la manera de que quien ha apostado por tu proyecto cuente con un valor extra que el resto de público.

Si quieres conocer algunos casos de éxito de proyectos que han salido adelante gracias al Crowdfunding, aquí te dejamos algunos enlaces que los ponentes compartieron ayer en la jornada celebrada en CEEIM.

INFINIT LOOP:

Envoltorio de tela para regalo con geolocalización, que permitirá que vaya de regalo en regalo viajando por el mundo y que tú puedas localizarlo.

BALOON MAPPING:

Un sistema para hacer fotografías aéreascon tu cámara o iPhone y convertirlas en un mapa.

Seguiremos ampliando información sobre esta fórmula de financiación, si bien también podréis encontrar más detalles en el blog de de BlackBox_Innova, organizadores de la jornada, donde también se han subido las ponencias de los colaboradores.

El INFO abre el plazo de la VI Edición de los Premios a la Innovación Empresarial 2012

Los Premios de Innovación Empresarial de la Región de Murcia arrancan con su sexta edición anual para distinguir a las empresas murcianas que han apostado por la innovación. El objetivo de estos premios es trasladar a la sociedad y al tejido empresarial que la gestión de la calidad, el diseño y la innovación tecnológica permite mejorar los resultados en la empresa, siendo los ganadores claros ejemplos de ello.

 

En la sexta edición de los premios que desde 2001 organiza el Instituto de Fomento de la Región de Murcia, se han querido incluir una serie de novedades con el objetivo de que las categorías se adapten mejor a la realidad empresarial, ya que ámbitos como la innovación y el diseño se encuentran en constante evolución. Así, se han incluido tres nuevas categorías y menciones, como por ejemplo una para las empresas surgidas de la universidad, ya que fomenta el conocimiento como vía de creación de nuevas empresas.

 

Las modalidades de la sexta edición de los Premios a la Innovación Empresarial 2012 son:

–        Premio a la Innovación Tecnológica

–        Premio al Diseño

–        Premio a la Innovación en Gestión y Organización

–        Premio Nueva Empresa Innovadora

–        Reconocimiento especial a la trayectoria empresarial en innovación

–        Reconocimiento especial Empresa Spin-off

 

La fecha límite para presentar la solicitud es el 13 de febrero de 2012. La participación se articulará mediante la presentación de Propuestas de Candidaturas, o bien, mediante solicitud de las propias empresas interesadas que estén radicadas en la Región de Murcia. Se participa a través del modelo normalizado que se puede obtener en la página web del INFO.

A cada una de las cuatro empresas premiadas y las empresas que reciban el reconocimiento especial, se le entregará un diploma y un trofeo de la modalidad respectiva. Adicionalmente, las cuatro empresas premiadas podrán disfrutar de un paquete de servicios que las distintas entidades patrocinadoras ponen a disposición de los premiados. El Instituto de Fomento, a su vez, hará publicidad de las empresas galardonadas con la debida relevancia.

_____________________________________________________

Los Premios de Innovación Empresarial 2012 están patrocinados por las siguientes empresas o instituciones, a las cuales agradecemos su colaboración:

GARRIGUES, ZAROL PATENTES Y MARCAS, HERRERO & ASOCIADOS, CENTRO TECNOLÓGICO DE LA ENERGÍA Y MEDIOAMBIENTE (CETENMA), CENTRO TECNOLÓGICO NAVAL Y DEL MAR (CTN), ASOCIACIÓN DE PROFESIONALES DEL DISEÑO Y COMUNICACIÓN PUBLICITARIA (DIP), CENTRO TECNOLÓGICO DE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS COMUNICACIONES (CENTIC), ENAE BUSINESS SCHOOL y la ESCUELA EUROPEA DE NEGOCIOS (EEN).

Bienvenido

Con este saludo te invitamos a que conozcas EL BLOG DEL INFO, sigas nuestros primeros pasos y nos acompañes para que demos muchos más. Si eres empresario, te lo estás pensando, o sencillamente te interesa el mundo de la empresa, además de darte la bienvenida afirmamos que este es tu sitio.

Este blog se crea para tratar y compartir temas de actualidad empresarial desde distintos puntos de vista pero bajo la misma filosofía: la utilidad. ¿Cómo puedo crear una empresa? ¿Por qué debo registrar mi marca? ¿Qué es la innovación? ¿Puede mi empresa salir al extranjero? ¿Qué vías de financiación hay abiertas para mi proyecto?

Si te han interesado las preguntas, visítanos: te interesarán también las respuestas.