Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

septiembre 2015
L M X J V S D
« ago   oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archivo de septiembre 2015

La ‘Factoría de Innovación’ del INFO destapa la creatividad de Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita

BARRICAS IZQUIERDA WEBBodegas y Viñedos Casa de la Ermita, S. L. es una de las empresas de la Región de Murcia que ha participado con gran éxito en la primera edición de ‘Factoría de Innovación’, una iniciativa promovida por el Instituto de Fomento de Murcia (INFO) y la Escuela de Organización Industrial (EOI), cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, cuyo objetivo ha sido facilitar a los participantes la puesta en marcha de proyectos innovadores.

El programa ‘Factoría de Innovación’, en el que han participado más de 130 empresas y emprendedores de la Región de Murcia a lo largo del último año, tiene por objetivo la implantación, por parte de estos, de proyectos en el campo de la I+D que contribuyan al desarrollo de su actividad empresarial. Para ello, los participantes contaron con un servicio de apoyo individualizado, a través de consultores expertos en innovación facilitados por el Instituto de Fomento (INFO) y la Escuela de Organización Industrial (EOI).

En el caso de Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita y Hacienda del Carche, participar en ‘Factoría de Innovación’ le ha permitido, tras una veintena de sesiones y tutorías, establecer un protocolo de actuación para abrir distintas líneas de investigación. “En Casa de la Ermita siempre hemos tenido el gen de la innovación muy presente; de hecho, ya habíamos colaborado con anterioridad con el Departamento de Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Murcia en la búsqueda de nuevos productos como vinos bajos en alcohol. En esta ocasión, gracias a esta iniciativa del INFO y la EOI, hemos puesto en marcha un nuevo producto: un vino tinto joven, muy fresco y sin filtrar, con un diseño exclusivo de botella”, comenta Eloy Sánchez, gerente de Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita y de Hacienda del Carche.

Infiltrado 2 WEB“Infiltrado”, que así se llama este vino, dispone de una curiosa botella –cuyo diseño está patentado– que actúa como decantador. “Embotellamos el vino directamente, sin filtrar, preservando así sus características organolépticas y sin perder calidad. Es lo más parecido a vivir una experiencia dentro de la bodega pues es como si tomáramos el vino desde el propio depósito”, añade Sánchez. Este vino lo comercializa Hacienda del Carche.

Si algo ha dejado demostrado en ‘Factoría de Innovación’ es que innovar no siempre tiene que ir ligado al trabajo en el laboratorio, sino que también puede encontrarse en la gestión de la empresa, en sus planes de marketing o en la comercialización del producto, algo que los participantes en esta iniciativa han podido comprobar a lo largo de las jornadas y talleres que han tenido lugar en este proceso, contando para ello con técnicos especializados que han ido marcándoles unas pautas de trabajo.

En este sentido, Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita apostó por el desarrollo de un aplicación en la que los sus clientes saben exactamente en qué situación se encuentran sus pedidos. “Quizá no sea algo especialmente novedoso en otros sectores pero en el mundo del vino no es algo muy habitual. Con esta aplicación ofrecemos un valor añadido a nuestros clientes, ya que se quedan más tranquilos al saber cuándo dispondrán de los vinos en sus almacenes, algo fundamental para que sus negocios funcionen correctamente”, indica Eloy Sánchez.

Innovar para abrir mercados

Otro de los proyectos que la empresa puso en marcha a raíz de su participación en ‘Factoría de Innovación’ ha sido el desarrollo de una nueva marca comercial, ‘Lunático’, un vino destinado a un público joven. Para ello, se optó por el diseño de una etiqueta con aire festivo, más desenfadada, que encajara con este nuevo target. “Queríamos romper con la idea de que el consumo de vino es algo exclusivo de un determinado sector de la sociedad, más maduro y conservador”, matiza el gerente de Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita.

Tras su paso por ‘Factoría de Innovación’, la empresa hace un balance positivo del programa. “Las sesiones de trabajo también han servido para que nuestro equipo tome conciencia de que la innovación es algo que forma parte del día a día y que, como parte de la empresa, se sienta con libertad de aportar sus ideas o sugerencias, y que incluso éstas pueden llegar a materializarse. Esto hace que la gente se implique más en el trabajo y esté más motivada. Al final, motivación e innovación van de la mano”, asegura.

FACHADA CASA DE LA ERMITA WEBDesde su fundación, en 1999, Casa de la Ermita ha sido una bodega que ha apostado firmemente por la innovación. Un claro ejemplo de ello se encuentra en su parcela experimental, donde a lo largo de los años ha ido recopilando variedades de uvas traídas de diferentes puntos de España y de otros países con la finalidad de poder estudiar su capacidad de adaptación a nuestro clima. “Gracias a estas investigaciones la empresa pudo comercializar variedades foráneas como la ‘Petit Verdot’ o la ‘Viognier’, que se adaptaron muy bien a nuestro entorno”, concluye Sánchez.

En la actualidad, los vinos de Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita y de Hacienda del Carche están presentes en más de cuarenta países. Desde 2013, la empresa cuenta con una delegación propia en China, donde está obteniendo unos resultados comerciales muy positivos. La compañía jumillana está ampliando las explotaciones de viñedos y adaptando su bodega y sus sistemas de producción a las nuevas tecnologías.


Web Casa de la Ermita

Vóptica, empresa ganadora del Premio Emprendedor XXI, desarrolla una tecnología oftalmológica única en el mundo

equipo web

Equipo Vóptica

El laboratorio de óptica de la Universidad de Murcia es el germen en el que surgió Vóptica, una empresa creada en 2010 que ha conseguido desarrollar el AonEye, un equipo con una tecnología única en el mundo de la medición de problemas oftalmológicos, y que ofrece al paciente un tratamiento totalmente personalizado. El equipo de investigadores de Vóptica pretende hacer llegar esta tecnología totalmente novedosa a todas las clínicas y ópticas en los próximos años.

Entrevistamos a Rosa María Miras, de Vóptica:

¿Qué es para ti emprender o ser emprendedor  

Nosotros procedemos del laboratorio óptico de la Universidad de Murcia, por lo que el espíritu emprendedor de este laboratorio viene desarrollándose desde hace ya 20 años. El trabajo que ahora realizamos es el culmen de todos estos años previos de investigación, con lo cual, la idea de llevar al mercado una tecnología novedosa es nuestro concepto de ser emprendedor.

¿Qué es Vóptica? ¿Cuáles son los servicios que ofrecéis?

Es una sociedad nacida en 2010, vinculada a la Universidad de Murcia, ya que investigadores y científicos del laboratorio de óptica de la Universidad de Murcia son los socios de la empresa, aunque también hemos recibido capital privado y subvenciones. La empresa nació con la idea de crear un dispositivo oftalmológico con una tecnología novedosa desde el punto de vista de la medición y compensación de la visión.

¿Qué hay de novedoso o innovador en la propuesta de Vóptica? ¿Qué lo diferencia de sus competidores?

IMG-20150514-WA0007La tecnología que desarrollamos es tan novedosa, que aún no tenemos competidores. Actualmente no hay ningún equipo en el mercado que pueda hacer lo que hace nuestro equipo. Hemos desarrollado un total de cinco patentes que protegen el corazón de la tecnología de la empresa y estamos haciendo ya haciendo equipos AonEye en Estados Unidos y en China, con lo cual nadie en el mundo puede fabricar un aparato que comprenda todos los servicios que nosotros ofrecemos.

¿Cuáles son los principales obstáculos con los que se ha encontrado a la hora de crear su empresa?

Principalmente, la falta de capital. Hemos contado con ayuda tanto pública como privada, pero siempre ha costado encontrarla. Al final es el mayor escollo a superar, ya que los científicos siguen colaborando con la empresa, estamos muy vinculados al científico que ha desarrollado la tecnología de la empresa y por ello, el mayor problema a solventar es la búsqueda de financiación.

¿De quién ha recibido ayuda para impulsar este proyecto? ¿En qué ha consistido esta ayuda?

Por un lado, tenemos un socio, en forma de fondo de capital fijo, que ha invertido dinero en la empresa en varios tramos. Por otro, hemos pedido un préstamo Neotec y además tenemos ayudas públicas de Torres Quevedo. Y por supuesto, reconocimientos como el Premio Emprendedor del Mes, que concede el INFO, nos ayudan a difundir nuestro trabajo.

¿Qué perspectivas de desarrollo y consolidación tiene Vóptica a medio plazo?

Acabamos de terminar el prototipo final de nuestro dispositivo, el AonEye, y con la unidad comercial que hemos creado, por lo que a partir de ahora lo que pretendemos es buscar aceptación entre los oftalmólogos más reputados, de modo que valoren nuestra tecnología. Queremos conseguir que se acredite la validez y novedad de nuestro dispositivo en un soporte físico. Por ello, ahora lo que estamos intentando es acercar nuestra tecnología y nuestro proyecto a oftalmologías, centros de investigación y universidades, con el fin de dar a conocer la tecnología de Vóptica en el mundo de la oftalmología.

¿Cómo estáis comercializando los servicios y productos que ofrecéis?

Ahora mismo vendemos una unidad a este tipo de clínicas o empresas, que son punteras en el mundo de la oftalmología, pero en este momento, más que vender, estamos llevando a los profesionales más relevantes dentro del mundo de la óptica nuestro prototipo, para que ellos lo compren y sigan investigando haciendo uso de él. No tenemos aún una estrategia comercial muy definida, pero a largo pazo pretendemos tener un equipo AonEye en cada clínica óptica, con el que trabajar con los pacientes.

¿Cómo y por qué nació la idea de Vóptica?

A partir del trabajo que hemos estado realizando en el laboratorio óptico de la Universidad de Murcia, nos dimos cuenta de que teníamos una tecnología con la capacidad de reflejarse en un equipo, y este equipo podía ponerse en el mercado. La idea fue conseguir crear un equipo que permite transferir la tecnología, la ciencia y los avances a un equipo que puede ya ser usado por los doctores y los pacientes para una mejora de la calidad visual de las personas.

En el camino recorrido hasta ahora, ¿hay muchas divergencias entre la concepción inicial y la situación actual? ¿Cuáles son las principales?

IMG-20150504-WA0000Básicamente seguimos con la idea inicial. Vamos trabajando de forma cronológica: empezamos desarrollando esta nueva tecnología y creando los primeros prototipos, y ahora ya estamos mejorando el AonEye y poco a poco lo que queremos es seguir mejorando y avanzando. Ya se nos va conociendo dentro del mundo de la óptica y ahora lo que queremos es seguir avanzando en nuestra presencia en clínicas oftalmológicas y, más adelante, en las ópticas. Es, más o menos, lo que teníamos previsto desde el inicio: un crecimiento lento pero continuo.

En el proceso de creación de la empresa que ha llevado a cabo, ¿qué errores, si alguno, le hubiera gustado evitar? Si tuviera que empezar de nuevo, ¿qué pasos daría?

Considero que no. La empresa va pasando por las etapas que estaban previstas en un principio y, aunque algunas se dilatan más en el tiempo que otras o de lo que pensábamos, nosotros vamos avanzando y estamos satisfechos con el recorrido que estamos haciendo.

¿Después de cuánto tiempo esperáis que el proyecto sea rentable económicamente?

El proyecto es rentable, eso lo tenemos seguro. Aun así, la tecnología debe ser revalidada por los expertos en el mundo de la oftalmología, y es difícil que se expanda rápidamente. Estamos condicionados por la velocidad y profundidad en que se haga la transferencia de la tecnología a las clínicas y a los centros de investigación; esperamos que, aunque lenta, se haga de forma continua, de modo que el AonEye se vaya conociendo y se pueda llevar a todos los sitios. Preveemos que en unos años obtengamos unos beneficios y una aceptación importantes.

¿Qué recomendaciones daría a un emprendedor que se lanza a la aventura de poner en marcha su proyecto empresarial?

Creo que debe confiar en su idea y en la tecnología o el negocio que tiene pensado. Debería establecerse unos objetivos estratégicos a corto y a largo plazo y rodearse de gente de confianza que le pueda echar un cable en distintos aspectos que controle menos, como búsqueda de financiación.

¿Cómo te gustaría que fuera la empresa dentro de 10 años?

Esperamos que se haya consolidado ya en el mercado y que tengamos una demanda importante. Nuestro objetivo es poder colocar nuestros equipos en todas las clínicas oftalmológicas y ópticas, para que todos los pacientes que lo necesiten puedan beneficiarse de la tecnología que hemos desarrollado.


Web Vóptica