Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

enero 2016
L M X J V S D
« dic   feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Archivo de enero 2016

Second Lemon, empresa especializada en el desarrollo de aplicaciones para móviles: ‘Para emprender nunca hay que dejar de soñar’

Equipo de Second Lemon con el Premio del Concurso de Startups COMPRJose Antonio Moñino y José Ramón Belando son dos jóvenes soñadores que un día se lanzaron a la aventura de emprender. Así, en enero de 2015 nació Second Lemon, una empresa especializada en el desarrollo de aplicaciones para móviles. El pasado mes de noviembre, estos emprendedores ganaron el premio a la mejor startup en la última edición del evento ‘Murcia ¡Qué Digital Eres!’ por el desarrollo de ‘Yerrand’, una novedosa app para encargar recados entre particulares. Se trata de un reconocimiento que cuenta además con el apoyo del Instituto de Fomento de la Región de Murcia.

¿Qué es Second Lemon? ¿Por qué decidieron crear la empresa?

Second Lemon es una empresa de desarrollo de aplicaciones móviles para las plataformas Android, iOS y Windows Phone. Nos definimos como un equipo joven y soñador, apasionados por la innovación y las nuevas tecnologías. Un buen día decidimos dar rienda suelta a nuestra imaginación y crear nuestra propia empresa para aprovechar nuestros conocimientos en el campo de las aplicaciones móviles. Second Lemon nació para poder desarrollar nuestras propias ideas.

Recientemente la empresa ha sido galardonada como la mejor startup en la pasada edición del evento ‘Murcia ¡Qué Digital Eres!’, concretamente por el desarrollo de una app. ¿Podrían contarnos en qué consiste exactamente esa aplicación?

Logo de YerrandLa aplicación se llama Yerrand y es una especie de “recadero personal”. Se trata de una app basada en la “economía colaborativa” con la que los usuarios van a poder administrar mejor su tiempo, pues si alguien necesita hacer una gestión o recado en concreto y por los motivos que sea no puede hacerlo, esta app le va a permitir conectar con otro usuario, “un recadero”, dispuesto a realizar dicha tarea. Además, también permite pedir cualquier cosa que te apetezca o necesites a domicilio.

El concepto de “economía colaborativa” está muy de moda en los últimos años a partir del desarrollo de plataformas electrónicas que conectan a usuarios para que puedan intercambiar productos o servicios. Dos de los ejemplos más exitosos de este modelo colaborativo lo encontramos, por ejemplo, en Blablacar, una plataforma que te permite compartir coche entre particulares, y en Airbnb, el mismo concepto pero aplicado a la búsqueda de alojamiento, ambas gozan de un gran éxito entre el público.

Precisamente, el Instituto de Fomento de la Región de Murcia participó como jurado en este concurso de startups. Aparte de este voto de confianza, ¿les está ayudando de alguna otra manera?

Sí, nos está echando una mano para darnos a conocer, especialmente con la difusión del proyecto en su blog y página web, y a través de entrevistas en la radio. También nos ha animado a participar en otros concursos como los Premios al Emprendedor del Mes.

¿Cómo y por qué nació la idea de crear esta aplicación? ¿Presenta alguna novedad con respecto a otras aplicaciones ya existentes?

Aunque a nivel particular hemos vivido multitud de situaciones en las que echábamos en falta algo así, lo cierto es que hicimos un estudio de mercado y comprobamos que, efectivamente, existía la necesidad.

Si bien es verdad que hay aplicaciones parecidas, que ayudan al usuario a encontrar, por ejemplo, un asistente para una tarea específica a domicilio (montaje de muebles, trabajos de electricidad, jardinería…), la principal novedad que presenta nuestra app, es que utiliza este modelo colaborativo pero aplicado al sector de la mensajería de proximidad.

Es decir, Yerrand pone en contacto a usuarios que, en función de opiniones y valoraciones, eligen a su propio recadero personal para que les lleve algo a domicilio o para que les realice alguna tarea concreta. Nuestra app simplemente conecta a personas que tienen unas necesidades con otras que están dispuestas a realizarlas.

Nosotros, a diferencia de otras aplicaciones, no intervenimos en ningún proceso, ni mucho menos establecemos precios, de hecho es la persona que oferta el recado quien indica lo que está dispuesta a pagar.

¿Pero este modelo de “economía colaborativa”, que se basa en una relación de confianza entre usuarios, no entraña ciertos riegos?

Precisamente por depender de la “buena voluntad” de las personas…

Como comentábamos antes, se trata de un modelo que está funcionado muy bien desde hace años y que goza de gran popularidad entre cientos de miles de usuarios en todo el mundo.

Para evitar cualquier eventualidad, estas plataformas se encargan de verificar perfiles a través de documentos oficiales como el DNI. Aun así, no existe el riesgo cero, pero para eso también está el sentido común, pues siempre será mucho más fiable una persona con un perfil completo, que haya sido valorada positivamente en la aplicación que una persona con un perfil incompleto de reciente creación.

Con respecto a nuestra app y de cara al futuro, vamos a trabajar en la dirección de reforzar la confianza de los usuarios a través de la verificación de datos personales, así como la contratación de algún tipo de seguro.

¿Qué perspectivas de desarrollo y consolidación esperan conseguir con esta app? ¿Cuándo esperan que sea rentable?

Ahora mismo estamos ultimando los detalles del lanzamiento. La aplicación estará disponible, para las plataformas Android e iOS, a principios de 2016. La aplicación es gratis y de momento no vamos a establecer ningún tipo de comisión ni pago por descarga o coste mensual.

Nuestro objetivo es darla a conocer, queremos que la gente empiece a utilizarla. Si después de un tiempo, vemos que, efectivamente, el público aprovecha su utilidad, entonces podríamos desarrollar nuevas funcionalidades ‘premium’ (bajo coste) como, por ejemplo, nuevos filtros de búsqueda, que el usuario pueda ver en tiempo real la localización exacta de su recadero, etc.

En el proceso de poner en marcha este proyecto, ¿qué errores, si alguno han cometido, les hubiera gustado evitar? ¿Si tuvieran que empezar de nuevo, darían los mismos pasos?

Quizás, el no haber delegado antes en otros profesionales algunas tareas que no eran exactamente de nuestra competencia y que nos han desbordado un poco. Y es que, en el desarrollo de la app, terminamos haciendo prácticamente de todo, desde estudios de mercado hasta planes de difusión y marketing… con el tiempo que supone todo esto. Si hubiéramos delegado desde el principio en expertos para estos temas, podríamos haber lanzado la app mucho antes.

¿Tres recomendaciones para un emprendedor que se lanza a la aventura de poner en marcha su proyecto empresarial?

En primer lugar, dar el paso cuanto antes ya que no se pierde nada por intentarlo, sobre todo si no se tienen hipotecas ni hijos. Si uno cree verdaderamente en su idea, vale la pena intentarlo. Es mucho peor quedarse con la espinita y arrepentirse en unos años por no haberlo intentado. En segundo lugar, una vez que se ha dado el paso, que se involucre al cien por cien, ya que las medias tintas no valen ni en este ni en otros ámbitos de la vida. Y por último, que nunca deje de sonreír ni de soñar ya que con ambas cosas todo es posible.


Web Second Lemon