Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

septiembre 2019
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Autónomos por 50 euros

Nadie dijo que ser autónomo fuera fácil. Hay que ponerle mucho esfuerzo para llevar y gestionar un negocio al tiempo que hay que ser muy hábil con el balance de gastos para sacar la mayor rentabilidad de la actividad a la que dedicas el máximo empeño. Y es que mucho se ha hablado de las cuotas que tienen que pagar los autónomos como obligación fiscal: que si son excesivas, que si no se adaptan a la actividad, que si suponen un abuso… Con cifras sobre la mesa, diremos que las cuotas pueden oscilar entre los 170 o los 260 euros, aunque esto depende de muchos factores relacionados con la actividad profesional o incluso con el derecho a percibir bonificaciones. Además, casi siempre van de la mano otra serie de gastos como, por ejemplo, abonar el IVA aunque facturas que aún no se han cobrado o pagar los servicios de una gestoría para que mantenga al día sus obligaciones con Hacienda. La cosa se eleva considerablemente hasta el punto que, a veces, ser autónomo no compensa, más cuando estos gastos pueden llegar  a ser  un verdadero lastre a la hora de hacer cuentas. Nos referimos sobre todo a los autónomos pequeños. Esas empresas unipersonales de facturación inestable y aleatoria, los “mini-autónomos”, al “autoempleo”.

En internet, por donde todo fluye de otra manera distinta, circula el planteamiento de cobrar una cuota reducida para los pequeños autónomos, es decir, a esos autónomos a los que no les sale rentable serlo. De momento sólo es una propuesta que, cada vez con más ímpetu, se está moviendo en determinados círculos cibernéticos. Blogs y redes sociales no paran de hacerse eco de esta idea que, para nada, consideran descabellada, sino todo lo contrario: necesaria y factible.

La cuota que proponen a pagar por estos mini-autónomos es ínfima, casi simbólica: autónomos por 50 euros. Según esta iniciativa, esta tipología de freelance podría darse de alta aunque tuviera unos ingresos muy bajos, por ejemplo, de menos de 600 euros al año. Este autónomo perdería los derechos de amortizar gastos en sus declaraciones, pero podría trabajar de manera legal, declarando sus ganancias (aunque sean mínimas) al Estado. Javier Navarro dice en El Blog del Salmón que está seguro que “esta forma tendrá fallos y que habrá que realizar requisitos legales para poder sacarla adelante y garantizar que no se convierte en un fraude de ley”. Aun así, matiza que  “cree muy necesario realizar algún tipo de operación para poder regularizar y sacar a la luz los múltiples pequeños trabajos que se realizan y que podrían estar generando ingresos y disminuyendo los gastos del estado”.

Hay que destacar que esto evitaría, entre otras cosas, que se realizaran pequeñas actividades comerciales de tapadillo, sin declarar. Por eso se promueve también esta tesis como una medida de regeneración de la economía sumergida. Desde el blog infoutónomos se señala que este problema es precisamente “cada vez más habitual, y esta sería una forma de regularizar el trabajo realizado en B por un tercero, que ofrece sus servicios a los clientes de “manera clandestina”.

¿Será este uno de los cambios que están por venir?

5 comentarios para “Autónomos por 50 euros”

Deja un comentario