Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

diciembre 2018
L M X J V S D
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Becas de Internacionalización: ‘Nunca imaginé todo lo que acabaría aportándome la beca del INFO’

Ahu Tongariki, Isla de Pascua (Chile)Ana Cordón prácticamente acaba de aterrizar en España después de haber pasado un año en Chile realizando unas prácticas de formación -gracias a una beca de Comercio Internacional del Instituto de Fomento (INFO)- en la Oficina Comercial que tiene la Embajada de España en el país. Licenciada en ADE y Derecho por la UMU, Ana afirma que ha sido una oportunidad excepcional que le ha permitido no sólo crecer profesionalmente, sino también vivir una maravillosa experiencia personal y es que, tal y como nos cuenta en esta entrevista, siempre recordará a su gran familia chilena así como los lugares increíbles que visitó.

Cuéntanos Ana, ¿conocías estas becas del Info? ¿Por qué decidiste solicitarlas?

El campo de la internacionalización de la empresa me atraía y la posibilidad de vivir una experiencia laboral en el extranjero más. Ya había oído hablar de la existencia de estas becas del Info, así que el día que salió la convocatoria no dudé un segundo.

Además de superar varios exámenes y entrevistas personales, en el proceso de selección también tuviste que realizar un curso superior de formación sobre Comercio Exterior e Internacionalización de la Empresa. ¿En qué consistió exactamente?

El curso, impartido por el Centro de Estudios Económicos y Comerciales (CECO), constituía la fase final del proceso de selección. En su modalidad online abarcaba cada semana una materia del área (logística, contratación internacional, marketing internacional, organismos multilaterales, financiación a c/p y l/p, etc.) y exigía un seguimiento casi diario, con videoconferencias con los tutores, realización de actividades y participación en foros de debate, entre otros. Se le ponía broche final con un examen sobre toda la materia cursada y en función de estas calificaciones y del perfil de los candidatos se realizaba la designación de destinos, a los que sólo 8 tendrían acceso.

¿Qué papel jugó el Instituto de Fomento durante todo este proceso?

Paralelamente al desarrollo del curso online, realizábamos jornadas con distinto personal del Info para conocer su labor y completar nuestra formación. También asistíamos a los talleres de comercio exterior que el Info celebra de forma periódica y que están abiertos a todo aquel que quiera inscribirse. Además, hicimos una especie de “tour empresarial” y tuvimos oportunidad de conocer distintas empresas de la Región que llevaban a cabo una labor de internacionalización. Esta actividad me pareció de lo más valiosa, pues pudimos conocer de primera mano las experiencias en el exterior de empresas de sectores clave de la Región de Murcia. Y constatamos, no sólo que el tejido empresarial murciano es diverso y de calidad, sino que desde las pequeñas empresas familiares hasta aquellas que cuentan con todos los recursos se lanzan a esta aventura y cuentan con el apoyo del Info para ello.

Y finalmente, obtuviste tu destino: la Oficina Comercial de la Embajada de España en Chile. A partir de este momento, ¿qué ayuda o información recibiste de cara a tu próxima incorporación en este trabajo?

Celebracion Hispanidad

Celebración Día de la Hispanidad en la Embajada de España en Chile

Una vez realizada la asignación del destino, me puse en contacto con María Vidal, que había sido becaria del Info el año anterior en Chile. Pacientemente me aclaró todas mis dudas y pudo darme información práctica y muy valiosa sobre el país y la vida allí. Además, inmediatamente recibí una llamada desde Chile del que iba a ser mi jefe, el Consejero Económico y Comercial de la Ofecome, felicitándome por el destino y adelantándome lo que iba a ser mi año en Chile. Estuve en contacto con el resto de la Oficina hasta llegar allí y ser recibida por nuestro Hernán, el chofer y pilar fundamental de la Oficina. Nunca me faltó apoyo ni asesoramiento de quienes acabarían convirtiéndose en mi familia en Chile. Además, Maribel, mi tutora de las becas del Info, también fue haciéndome seguimiento durante todo el año y en caso de tener algún problema, tanto personal como laboral, podía contar con su respaldo.

¿Cuáles eran tus funciones y tareas durante tu periodo de prácticas en esta oficina comercial? ¿Cómo era tu día a día?

Desarrollaba activamente funciones que, en definitiva, iban encaminadas a fomentar las relaciones comerciales entre ambos países. Así, realizaba los llamados “Servicios Personalizados” a empresas españolas, que iban desde la identificación de socios comerciales, la elaboración de agendas de reuniones de negocios, pasando por proporcionar apoyos logísticos hasta la realización de estudios de mercado ad hoc. Además, también se resolvían casi diariamente consultas de empresas españolas sobre el país (normativa, aranceles, contratación pública, homologaciones, legislación laboral, prácticas habituales…). Se identificaban y localizaban oportunidades de negocio con potencial para la empresa española (licitaciones, nuevos proyectos, etc.); así como se buscaba la captación de inversión extranjera de Chile para España. También se desarrollaban sesiones de “ICEX Conecta”, sesiones de videoconferencia en las que las empresas desde España tenían oportunidad de resolver sus preguntas sobre Chile.

¿Tuviste oportunidad de desempeñar alguna acción o actividad concreta durante tu estancia allí?

Parte importante de la Ofecome era la organización de misiones comerciales directas e inversas, la participación en ferias comerciales con Pabellón Nacional y la celebración de actos de promoción sectoriales, como la Jornada Técnica “Energía: España-Chile. Experiencias y Oportunidades”, en la que tuve oportunidad de participar activamente. Se celebró el 1 de octubre a iniciativa de la Ofecome con el ánimo de exponer la oferta energética española presente en el país y contó con ponencias de la talla de Gas Natural Fenosa, Abengoa, GES Services, Elecnor o Soltec Renovables, entre otros; congregando a más de 250 empresarios y autoridades del sector.

¿A nivel profesional, qué te ha aportado tu estancia en la Oficina Comercial de Chile? ¿Qué has podido aprender en este tiempo?

Si tengo que elegir una palabra, sin duda definiría esta experiencia como enriquecedora. Cuando me planteé postular a las Becas de Internacionalización del Info, sabía que suponían una grandísima oportunidad profesional y personal, pero nunca pude llegar a imaginar todo lo que finalmente acabarían aportándome.

Foro hispanoLa Oficina Comercial de Santiago de Chile ha sido el lugar donde en muy poco tiempo he tenido la oportunidad de crecer muchísimo. Desde el primer minuto fui recibida como una más y terminamos siendo una pequeña familia que sí o sí sacaba las cosas adelante. He reído, lo he pasado mal, he trabajado y mucho, he hecho amistades para toda la vida, me he enfrentado a situaciones que jamás me creería capaz de afrontar, he asistido a reuniones, a inauguraciones, a seminarios, conferencias y ferias. He comido a la derecha del Embajador de España, me he visto en charlas técnicas sobre energía nuclear o sobre las plagas que afectan a la producción de melocotones, he acudido a foros de Naciones Unidas en la sede de la CEPAL, he tenido que promocionar conciertos de bandas españolas, he hecho un intento de convertirme en especialista del sector energético de Chile cuando no sabía ni lo que era un megavatio… En definitiva, he crecido y he disfrutado muchísimo haciéndolo.

Sé que esto de ninguna manera habría sido posible sin lo que, para mí, ha sido un referente durante este año: el Consejero Económico de la Ofecome de Santiago, D. Rafael Coloma. Especial mención tiene el papel que ha desarrollado para toda la Oficina. Ha sido una persona clave para mí, de las que te dejan huella y sabes que aunque no sepas aún qué camino tomar en la vida sí sabes que quieres acabar como él: una persona que disfrute como un niño de su trabajo. Gracias por enseñarnos a ser punta de lanza y no simple pelotón.

Tras tu experiencia en esta oficina en Chile, en el plano comercial y de cara a empresas de la Región de Murcia interesadas en abrir mercado en este país, a su internacionalización, ¿qué podrías contarnos de Chile?

En términos generales me puedo aventurar a decir que la empresa española tiene muy buena acogida en Chile, aunque varía en función del sector, las relaciones comerciales entre ambos países son muy satisfactorias. España se sitúa como el primer-segundo inversor del país.

Cuando entré en la Oficina, en enero de 2015, la base de datos de empresas españolas en Chile apenas rozaba las 500, a fecha de diciembre 2015 supera las 700. Esto tiene dos lecturas: primero que el número de empresas españolas que se aventuran a internalizarse en el país es muy elevado y va en aumento; y segundo que la Ofecome de Santiago de Chile trabaja y se mueve por identificar y localizar a todas ellas para proporcionarles su apoyo.

¿Qué tipo de empresas tendrían una mejor acogida en este país?

Si nos centramos en sectores específicos, sin duda el sector de energía es uno de los de mayor dinamismo actualmente. El gobierno actual tiene como una de sus metas el fomento de las energías renovables, y desde la promulgación de la Ley 20/25 que sostenía que un 20% de la matriz energética debía ser de energías renovables para el año 2025, el boom de las energías limpias sólo ha ido en aumento. Tanto es así que se espera que el objetivo del 20% se supere muchos años antes de lo estimado (a fecha de hoy se sobrepasa el 12%).

Especial importancia para la Región puede tener la provisión de servicios al sector hortofrutícola (riego tecnificado, maquinaria agrícola, invernaderos, tecnología agrícola, fertilizantes…). Chile, en su ánimo de salir de su gran dependencia del cobre, pretende posicionarse como una gran potencia exportadora de frutas y verduras frescas. Sin embargo aún tiene que lidiar con sus problemas de productividad, para lo que el know how de las empresas murcianas puede venirle muy bien.

En cuanto a oportunidades comerciales, cabe destacar la gran feria minera EXPOMIN (celebrada los años pares) y su hermana pequeña EXPONOR (años impares). Mientras que citaría IFT Energy y MATELEC/GENERA en lo que al sector energético respecta. También es muy importante la feria Expo Food & Service y PMA Fruit Trade para el sector agrícola y sus servicios.

Un año tan intenso dan para muchas anécdotas. ¿Alguna que desees compartir con nosotros?

El tema del idioma y de los “modismos chilenos” ha dado mucho juego, tanto en el trabajo como en la vida diaria. Para mí ahora “salir de fiesta” es “prender el carrete”, “entender algo” es “cachar la weá”, hacer algo de inmediato es “hacerlo al tiro” y “el trabajo” no es trabajo sino “la pega”. Tampoco podían faltar los terremotos propios de Chile, o “temblorsitos” como ellos los llaman. Porque si no superan los 7 grados sobre la escala Richter ni los consideran terremotos. Y es que los chilenos están hechos de una pasta especial, porque vivir en Chile puede convertirse en algo realmente emocionante. Una semana antes de visitar el desierto de Atacama en el norte del país, uno de los lugares más áridos del mundo y donde llueve una vez cada 4 años, la zona sufrió sus mayores inundaciones de la historia con evacuaciones de la población e importantes daños materiales. Afortunadamente, nuestro viaje no se vio afectado y disfrutamos de unos de los paisajes más espectaculares que he visto nunca. En el puente de mayo, organizamos un viaje a la Región de los Lagos en el sur del país. Viaje que tuvimos que cancelar porque 4 días antes entró en erupción el volcán Calbuco y toda la zona estaba cubierta de ceniza y lava. Cuando visitamos la Isla de Pascua, nuestro jefe tenía miedo de que con nuestro gafe acabáramos hundiéndola… Ni un moai se vino abajo así que recomiendo que hagáis una visita a este “ombligo del mundo”.

¿Has tenido alguna dificultad? ¿Qué ha sido lo más complicado para ti?

La primera semana fue de lejos la más dura. La búsqueda de piso, la tramitación de los permisos de residencia y todo lo necesario para implantarme se hizo difícil de compaginar con la incorporación al trabajo y adaptación al país (ese tan llamado ‘choque cultural’). Pero salvo algunos momentos puntuales en los que ha habido que lidiar con ciertos problemas, el año se ha desarrollado fenomenalmente bien y tengo pocos aspectos negativos que señalar.

¿Qué consejos le darías a otras personas interesadas en solicitar una beca del Info?

Animo absolutamente a todo el mundo que tenga interés a luchar por conseguir una de estas becas, pues constituyen una oportunidad increíble para tener un crecimiento tanto personal como profesional. Como consejo les digo que intenten prepararse bien las pruebas pero también que se relajen, aprendan y disfruten mucho durante el proceso.

También me gustaría decir que no tengan miedo a lo desconocido, que ahí reside lo más bonito de la aventura. Eso sí, creo que es importante a la hora de establecer preferencias por destino el haber investigado algo sobre ellos. Y no me refiero a si hay playa o está permitida la venta de alcohol, sino a indagar sobre el funcionamiento de la Oficina y sectores principales de actividad del país, pues van a marcar fundamentalmente su año. Para ello recomiendo ponerse en contacto con becarios de años anteriores, a ser posible de ese destino. Se va creando una red de exbecarios (de todos los organismos) en el que se fomenta mucho la ayuda de unos a otros.

Hay que tener en cuenta que las condiciones en las que nos vamos al extranjero se pueden considerar como “privilegiadas”, ya que vamos con trabajo y bajo el paraguas del Info y la Embajada u otro organismo. Por lo que si no nos lanzamos a una aventura con estas condiciones, difícil que vaya a haber un momento más favorable. Se te brinda una oportunidad única. ¿La vas a rechazar?

Programa Becas Internacionalización