Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

mayo 2019
L M X J V S D
« dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

El INFO acerca a las pymes de la Región el Instrumento Pyme, la herramienta de la Comisión Europea que acelera la llegada al mercado de productos innovadores

instrumento-pyme¿Si las pymes son el motor que mueven el crecimiento económico y la productividad de un país, por qué no ayudarlas a despegar? Éste es el planteamiento inicial de “Instrumento Pyme” (SME Instrument), la iniciativa ‘estrella’ de la Comisión Europea para ayudar, a través de su Programa Marco ‘Horizon 2020’, a todas aquellas pymes innovadoras que deseen dar el salto internacional con sus productos o servicios.

En el programa Instrumento Pyme colaboran los socios de la Enterprise Europe Network, la mayor red de apoyo a las pymes de Europa y cuya misión es impulsar la competitividad de éstas a través de la internacionalización, la transferencia tecnológica y el acceso a la financiación. En la Región de Murcia, la red funciona a través del consorcio SEIMED del cual el Instituto de Fomento (INFO) es socio promotor.

Como parte de este consorcio, el INFO juega un papel decisivo durante el desarrollo del Instrumento Pyme, y es que presta, a lo largo de las tres fases en las que se desarrolla el programa, acompañamiento, asesoramiento y orientación a las empresas murcianas cuyos proyectos han sido seleccionados por la Comisión.

CopCar, un caso de éxito

Copcar

Un ejemplo perfecto para entender cómo funciona el ‘universo’ del Instrumento Pyme lo encontramos en CopCar, un novedoso sistema de monitorización cardiovascular que alerta si una persona sufre o está en riesgo de padecer algún accidente cardiaco. El ingenio, ideado por el Analista de Sistemas, Carlos Jiménez Muñoz, y por el jefe de Cardiología del Hospital Reina Sofía, Tomás Vicente Vera, consiguió pasar, en 2015, el primer filtro de la Comisión Europea, una apuesta en firme por un revolucionario desarrollo tecnológico que vino acompañado por un cheque de 50.000 euros para demostrar, tal y como contempla la primera fase de este instrumento de financiación, que el modelo de negocio planteado por estos dos emprendedores cumple a rajatabla los requisitos que exige la Comisión Europea para ser un proyecto económicamente viable.

“La I+D+i estaba ahí, habíamos desarrollado un sistema inalámbrico, único en el mundo, que controla, a través de una camiseta sensorizada y una app en el smarthpone, a los usuarios en tiempo real y que, al estar integrado dentro de la plataforma del Servicio de Emergencias 112,  genera automáticamente un protocolo de emergencia en caso de detectar síntomas de infarto o cualquier evento de riesgo cardiovascular. Esto permite la atención del paciente en aproximadamente 16 minutos, casi dos horas antes de la media registrada hasta ahora. Nuestro siguiente objetivo era encontrar financiación para comenzar, cuanto antes, su comercialización. Fue así cómo nos lanzamos, con la ayuda del Info, a solicitar el Instrumento Pyme”, reitera Carlos Jiménez.

Sólo pymes con potencial de crecimiento

Esta financiación está limitada a un tipo de empresa muy concreto y CopCar encaja perfectamente en el perfil que busca la Comisión Europea: pymes altamente innovadoras y ambiciosas, con gran potencial de crecimiento y expansión internacional que quieren poner en el mercado un producto, proceso, diseño, servicio o tecnología.

Con esta idea base, el siguiente paso es rellenar una plantilla en que la que hay que explicar, en apenas diez páginas, en qué consiste el plan de negocio. Nos encontramos a las puertas de la primera fase del Instrumento Pyme, una prueba de fuego en la que el solicitante debe responder preguntas sobre la viabilidad técnico-económica del proyecto, mercado potencial, inversión tecnológica, clientes, crecimiento, retorno de la inversión (ROI)… No se trata sólo de responder, punto por punto, a estas cuestiones, sino de convencer a los evaluadores de la Comisión de por qué un proyecto tiene que estar, sí o sí, en el mercado.

En este punto el asesoramiento juega un papel importantísimo, así lo reconoce Carlos Jiménez. “Tienes que presentar un propuesta impecable y además en inglés. Seleccionar las palabras, dar con el matiz, elegir un título atractivo, ajustarte a la plantilla proporcionada, saber qué datos necesitas incluir y cómo hacerlo… Es una tarea complicada, por eso en nuestro caso, además de recurrir al Info para que nos asesorara sobre cómo abordar esta subvención, requerimos de la colaboración de un traductor”, puntualiza el analista de sistemas de CopCar. Y es que, entre los errores más comunes, se encuentran, precisamente, las propuestas que no se ajustaron al formato exigido por la Comisión, superando, por ejemplo, el número de páginas del formulario, o que no tuvieron en consideración aspectos clave como la redacción y el lenguaje utilizado.

Cabe destacar además que no se debe perder la perspectiva y tener presente en todo momento la razón de ser del Instrumento Pyme: acelerar la llegada de un producto al mercado. En este sentido, la propuesta no sólo debe hacer hincapié en qué se pretende comercializar, el producto, sino también en cómo hacerlo. Por muy bien que suene la idea, sin un modelo de negocio adecuado es difícil alcanzar el éxito a la hora de comercializarlo.

Si finalmente la propuesta “enamora” a la Comisión y pasa este primer corte, la pyme tiene un plazo de seis meses para llevar a cabo el estudio de viabilidad del proyecto, contando para ello con 50.000 euros de subvención. Comienza la ejecución de la primera fase del Instrumento Pyme.

“You’ll never walk alone”

En todo momento la empresa estará respaldada por el Instituto de Fomento a través del ‘Key Account Manager’(KAM). Se trata de una figura clave, que estará activa durante las tres fases que contempla el proceso, y es que su cometido principal es que la empresa reciba el asesoramiento y la orientación necesarios para alcanzar los objetivos plasmados en su proyecto en un plazo aproximado de dos años. En este sentido, el KAM, que conoce en profundidad las necesidades particulares de cada proyecto, se encarga de asignar a la pyme un asesor o “coach” certificado por la Comisión Europea. El papel de este experto europeo, con competencias en innovación, transferencia tecnológica y estrategias de comercialización, consiste en diseñar y validar el modelo de negocio del proyecto a través de un plan de acompañamiento (Coaching Plan). Precisamente, en esta situación se encuentra ahora mismo CopCar, pues en próximas fechas conocerá a su coach particular, encargado de dirigir la tutorización de su proyecto.

Tras esta primera fase, se espera que la empresa tenga un plan de negocio para lanzar el producto al mercado (fase 2), en la que realizará un estudio de mercado y llevará a cabo actividades de demostración de sus prototipos. En esta etapa, la Comisión financia el 70% de los costes del proyecto pues se trata ahora de introducir parcialmente el producto en el mercado, contando para ello con un plan comercial muy bien detallado. Finalmente, si el proyecto se desarrolla según lo previsto, en la fase tres se contemplan acciones directas, amparadas por la Comisión, de cara a su comercialización e implantación definitiva en el mercado (acciones de networking, búsqueda de nuevos instrumentos de financiación e inversores, formación…).

Desde que se puso en marcha el Instrumento Pyme, en 2014, el 21% de las empresas beneficiaras del programa son españolas (se han seleccionado 39 proyectos nacionales en esta primera fase), de las cuales once son murcianas. Estos once proyectos, al igual que el caso de CopCar, están siendo gestionados por el Key Account Manager del Instituto de Fomento en base a una metodología y unas herramientas digitales facilitadas por la Comisión Europea. Parece que el camino hacia el éxito está más cerca para estas empresas y es que, a partir de ahora, ya no caminarán solas.

HORIZONTE 2020

 

 

Vídeo Youtube: El Instrumento pyme en horizonte 2020