Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

marzo 2019
L M X J V S D
« dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Francisco Ibañez, directivo de la Comisión Europea: “La Región de Murcia se percibe como un polo de innovación tecnológica en Europa”

20151127 Ibañez Dg Redes CE 027 OK COMPREl Instituto de Fomento de la Región de Murcia (INFO) recibió el pasado mes de noviembre la visita de Francisco J. Ibáñez,  directivo de la Comisión Europea experto en redes y sistemas electrónicos. Además de hablar sobre el ‘internet de las cosas’, un tema del que es gran conocedor, aprovechamos esta oportunidad para pedir su opinión sobre la estrategia que pretende llevar a cabo nuestra Comunidad para la implantación y la consolidación de la Industria 4.0 en el tejido industrial de la Región.

Usted ocupa un cargo en la Dirección General de Redes de Comunicación, Datos y Tecnología de la Comisión Europea. ¿Qué funciones desempeña en este organismo?

Concretamente, soy responsable del área de tecnologías de componentes y sistemas electrónicos. Aquí nos encargamos de todos los aspectos que tienen que ver con la parte hardware de las tecnologías digitales: electrónica semiconductores, circuitos integrados, sensores, robótica, fotónica… En definitiva, de todo aquello que engloba la ciencia integrada. Nuestro cometido final es, como bien indica su nombre, tratar de integrar, cada vez más, esta inteligencia a los objetos cotidianos, lo que se conoce como “Internet de las cosas”.

¿En qué ha consistido exactamente su visita a Murcia?

Concretamente mi visita a Murcia ha sido para participar en el programa ‘Back to School’, una iniciativa de la Comisión Europea que acerca a sus funcionarios a los colegios e institutos donde estudiaron con el fin de dar a conocer la Unión Europea a los alumnos de estos centros. Se trata de que los chavales “pongan cara a Europa” y conozcan de primera mano cuáles son nuestras funciones en esta institución. En mi caso, les he hablado de los programas de investigación que llevamos a cabo y de mi trabajo en el campo de las nuevas tecnologías.

Y después ‘del cole’, también ha estado en algunos organismos e instituciones enfocados a la I+D+i como el Instituto de Fomento. Cuéntenos un poco más sobre su paso por el INFO.

Sí, me parecía muy interesante un encuentro con el director del Info, Javier Celdrán, porque en los últimos años ha cambiado muchísimo la visión que se tenía en Europa de la Región de Murcia. Si antes sólo se percibía como un motor centrado exclusivamente en la agricultura y el turismo, desde hace unos años estamos viendo cómo su apuesta por las nuevas tecnologías y la innovación va en aumento. Cada vez hay más iniciativas procedentes de empresas murcianas, y se percibe muy positivamente un interés creciente por participar en proyectos europeos relacionados con la industria 4.0. o el internet de las cosas.

Hablando de industria 4.0., como sabe, nuestra Comunidad ha lanzando una estrategia para implantarla en el tejido industrial regional. ¿Qué significa esta cuarta revolución industrial? ¿A qué nuevas tecnologías hace referencia?

Lo que se percibe a nivel global es que hoy día se tiene acceso a gran cantidad de datos. La cuestión que se nos plantea es cómo podemos aprovechar esta valiosa información para hacer que nuestras empresas sean cada vez más competitivas. La iniciativa 4.0., que nació en Alemania para extenderse rápidamente al resto de países de la Unión Europea y en la que la Comunidad Autónoma de Murcia está poniendo todo su empeño, pretende la óptima utilización de las tecnologías digitales en todos los procesos industriales.

Desde Bruselas tratamos de que estas iniciativas no sólo tengan cabida en el mundo de la producción y fabricación, sino que vayan más allá, incorporándose a todos los sectores y a cualquier actividad económica empresarial.

Son las tecnologías capaces de generar una convergencia digital entre los fabricantes, el negocio y los procesos internos de la empresa y que subyacen en los sistemas integrados y las instalaciones inteligentes de producción (robotización, software y sistemas electrónicos…).

¿Y cómo se pueden incorporar estas nuevas tecnologías a la empresa?

La tecnología está, pero necesitamos crear ‘puentes’ para que una empresa que trabaja de manera convencional vea una motivación, un atractivo, en el cambio. Facilitar este proceso es parte de nuestro trabajo.

En este sentido, es interesante ver cómo, por ejemplo, a nivel regional se está creando una red formada por entidades públicas, privadas, universidades y centros de investigación que están trabajando para facilitar los medios y la estructura necesarios para que cualquier empresa, independientemente del sector, tamaño o localización geográfica pueda acceder a estas tecnologías de la manera menos traumática posible.

¿Cuándo podremos ver un cambio tangible de todo este proceso?

Ya estamos viendo cómo la revolución 4.0. ha empezado a abrirse camino entre las grandes industrias, como puede ser la automoción. Una vez que se salte a otros sectores y se demuestre que, efectivamente, estas tecnologías ayudan, experimentaremos un crecimiento muy rápido, como pasó en su día con la mecanización o automatización. Estamos viviendo la cuarta revolución industrial.

¿Qué repercusiones tendrá esta llamada Cuarta ‘Revolución Industrial’ en las empresas?

La forma de trabajar va a cambiar y desde luego también lo hará la manera en que cada persona pasa su tiempo en la empresa. Se va a establecer una relación más inteligente y eficaz entre fabricantes, proveedores y clientes. Las empresas van a ser mucho mas sensibles en cómo los usuarios perciben sus servicios o productos, lo que, en definitiva, las ayudará a adaptarse mejor a las necesidades de éstos.

Si los países más avanzados tecnológicamente y que más invierten en I+D+i son también los que tienen menos paro, ¿por qué algunos sectores se muestran reticentes con la llegada de estas tecnologías a la empresa? ¿Cómo afectará al mercado laboral?

El miedo a la pérdida de puestos de trabajo que se tiene ahora, con la incursión de estas tecnologías, es el miedo que también se tenía hace veinte años con la llegada de la informática a la empresa. Si bien es verdad que con los ordenadores fue posible la realización de un trabajo con menos personas, también es cierto que pronto se generaron otros perfiles profesionales. Desde la Comisión Europea estamos estudiando todas las repercusiones que pueda tener la implantación de las tecnologías 4.0. en nuestras vidas. Esto es posible gracias a herramientas como el ‘Eurobarómetro’, que nos permite saber cómo perciben los ciudadanos europeos todos estos cambios con el fin de poder anticiparnos a cualquier escenario posible, pues uno de los objetivos principales de la Comisión es garantizar un mercado de trabajo que ofrece oportunidades a todos, jóvenes y mayores.

¿Estamos preparados para ese ‘nuevo perfil profesional’ que se demandará?

Es cierto que ahora mismo hay una brecha. Este cambio tecnológico demanda un perfil profesional con unas habilidades específicas, adaptadas a la industria 4.0. En ese sentido, el sistema educativo se debe adaptar a las necesidades de esta cuarta revolución industrial.