Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

marzo 2019
L M X J V S D
« dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

“La diversificación propuesta por el gobierno angoleño favorecerá las importaciones, sobre todo las del ámbito industrial y agrario”, según Alicia Blanco, de la Oficina de Promoción de Murcia en Luanda

Entrevista con empresarios, FIE 2015

Durante la celebración del Foro de Internacionalización de la Empresa, Alicia Blanco informó de las características del mercado angoleño como destino para la exportación. Recuerda que tanto Angola como Mozambique son dos ex-colonias portuguesas, que forman parte de los denominados PALOP´s (países africanos de lengua oficial portuguesa). Después de independizarse de Portugal en 1975, Angola sufrió una intensa y larga guerra civil de 27 años. En la última década, este país de la costa occidental africana ha evolucionado de una economía de guerra a una economía de mercado dependiente del sector petrolífero. Tiene 21 millones de habitantes, una población muy joven (el 50% tiene menos de 15 años) y mayoría cristiana.

¿Qué peculiaridades hay que tener en cuenta del mercado angoleño?

La principal característica es que la economía de Angola está centrada en el petróleo que, por un lado, mueve mucho dinero, pero por otro, necesita muy poca mano de obra. El petróleo supone el 90% de los ingresos de Angola y 60% de su PIB. Esta economía está condicionada por la evolución de dos variables que no controla: la producción (dependiente de la demanda mundial) y el precio. Actualmente, la situación se caracteriza por la bajada del precio del petróleo, dificultades para la importación de divisas y pago de las importaciones que en casos están bloqueadas.

Se dice que, herencia del pasado, sigue siendo una economía muy estatalizada…

Cierto. Es una economía en la que la presencia del Estado en los mercados aún es muy importante. Centralización, economía intervenida y proteccionista. El actual Gobierno ha propuesto como objetivos diversificar la industria y la agricultura para no depender del petróleo. Son tres los ejes sobre los que el Gobierno quiere desarrollar su economía: diversificar, descentralizar y formar. Y los sectores prioritarios de inversión son agricultura, construcción, explotación mineral, creación tejido industrial, infraestructuras y turismo.

Pero esto no favorecerá las importaciones

Sí, porque esto va a favorecer un sector de maquinaria para la industria y de tecnología agraria necesaria, lo que sin duda es una oportunidad para las empresas de la región. El objetivo es reducir la dependencia de las importaciones (principalmente de Sudáfrica y Portugal) y fomentar la producción nacional. Además, el Gobierno angoleño también ha fijado cuotas de importación para 2015, de productos de la cesta básica en que la oferta nacional asegure más del 60% del consumo interno.

¿Es importante el crecimiento económico?

Se ha desacelerado en los últimos años, pese a todo sigue estando por encima del 5%, pese a los problemas económicos a nivel mundial. Entre 2005 y 2007, la tasa media de crecimiento se situó en el 20%, siendo uno de los países con mayor crecimiento a nivel mundial; el período 2008-10 se caracterizó por una desaceleración, como resultado de la crisis mundial y de la consecuente bajada del precio del petróleo. Sin embargo, el crecimiento del PIB retornó en 2011 alcanzando el 7% en 2012 y 5% en 2013. Las previsiones de crecimiento para 2014 y 2015 estaban entre el 5% y 6%. Es un país con una enorme riqueza en recursos naturales: tanto petróleo, y gas, como minerales (diamantes, granito), pero también presenta una gran desigualdad económica. La mayoría de la riqueza del país está concentrada en un porcentaje muy pequeño de la población.

¿Qué dificultades plantea exportar a un mercado como el de Angola?

mangola comprPrincipalmente son dificultades burocráticas, pero también es importante que antes de nada las empresas que decidan vender allí tengan en cuenta si su producto encaja porque la pauta aduanera es muy elevada para mercancías que ellos pueden fabricar porque el propósito es defender la producción nacional. Por tanto, todo lo que ellos puedan elaborar lo van a proteger muchísimo, de manera que productos como los hortícolas tendrán una tasa del 50%. Además de la burocracia de la administración pública  y de los costes asociados a la apertura de negocio, hay que tener en cuenta la falta de cualificación de la población activa y también la falta de ética y transparencia.

Por lo tanto, ¿la burocracia sigue siendo un obstáculo importante?

Desgraciadamente, sí. Para iniciar un negocio en Angola, hay que cumplir con múltiples procedimientos y formalismos derivados de la existencia de una legislación compleja, obligando a múltiples pasos, pago de tasas y formalidades propias. Sin el cumplimiento de las reglas legales de mercado, cualquier actividad sería ilegal. No obstante, hay que señalar que se han aprobado nuevas medidas, como la eliminación de trabas burocráticas o los procesos de privatización, que están dinamizando la actividad económica y mejorando las condiciones para la inversión.

¿Qué tipo de productos son los que tendrían una entrada más asequible?

Hay que tener en cuenta que Angola es un país autosuficiente en el sector agrícola. Después de una guerra civil que lo dejó todo arrasado, ha pasado a exportar cereales, café, algodón, maíz, azúcar, plátano y mandioca, entre otros productos. Por tanto, no puedes ir a venderles café, pero sí puedes vender la maquinaría para manufacturar el café porque con ello, además, estás favoreciendo el desarrollo de la economía nacional. Y, claro, aquí la tasa para exportar esa maquinaria, es libre. Luego hay otros artículos también con tasa libre que responden a razones sociales, por ejemplo, medicinas y productos farmacéuticos, maquinaria y accesorios, productos químicos, materias primas, vehículos para transporte de mercancías, de pasajeros, de bomberos e incluso de servicios funerarios, tractores y fertilizantes. Y también todos aquellos artículos que forman parte de la cesta básica como arroz, judías, aceite y jabón.

¿Y entre los productos que están penalizados por esa nueva pauta aduanera?

Pues tienen un gravamen del 50% animales vivos (primates y aves de rapiña), carnes bovina, caprina y porcina, mármol, botellas de vidrio según el peso, materiales de construcción, pescado, aguas de mesa, bebidas alcohólicas, libros escolares, huevos, miel, fruta, café, cereales o productos de pastelería.

En el caso de una empresa murciana ¿cómo podría acceder a este mercado africano?

Hay opciones a través de compras del sector público, licitaciones y concurso, a través de otras fuentes de financiación como agencias multilaterales: FMI, Banco Mundial, BAFD y también con sectores con demanda de importaciones, relacionado con la reconstrucción de las infraestructuras básicas y del tejido productivo tras la guerra. Existen también oportunidades de inversión en las concesiones y privatizaciones.

¿Y en cuanto a los sectores?

En concreto, las oportunidades de negocio para las empresas están en el sector petrolífero, donde hay opciones para industria extractiva y trasformadora, auxiliar y del gas; en el de la minería, donde hay diamantes e hierro; en el sector pesquero con la extracción e industria auxiliar de la pesca, silvicultura, energía eléctrica, construcción civil, bienes de equipo industriales (los productos más demandados) y bienes de consumo (clase media-alta emergente).