Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

agosto 2019
L M X J V S D
« dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

“Para emprender, ni prisa, ni miedo” (Juana del Vas, de MIMO)

Ni prisa, ni miedo, buenos consejos y trabajar. Estas son las recomendaciones de Juana María del Vas. El sinónimo perfecto del vocablo emprendedor es el de arriesgador. Este es el caso de la impulsora de MIMO. ¿Que puede empujar a una profesora de Derecho de la Universidad de Murcia a lanzarse, a arriesgarse, a la creación, desarrollo y consolidación de una empresa que no tiene, absolutamente, nada que ver con el mundo académico ¿o sí? (ver la respuesta a la última pregunta, más abajo). A Juana María Del Vas, doctora en Derecho, profesora en la UMU, le motiva este proyecto porque subraya una filosofía de vida independiente, reforzando los recursos propios, las capacidades individuales de cada persona, para compensar las propias limitaciones. Ha querido poner en práctica un proyecto empresarial y ver el otro lado del espejo, más allá de las aulas. En el supuesto de que la Universidad no sea la misma cara: el servicio a los demás. Como afirma en nuestra entrevista.

JMDELVAS EN MIMO

¿Por qué una doctora en Derecho, profesora de la Universidad, se lanza a crear una empresa? ¿Para qué complicarse la vida?

 La creación de MIMO responde a una forma personal de enfocar la vida. Siento la necesidad constante de hacer cosas que mejoren nuestra sociedad, de aprovechar los conocimientos y las capacidades que la vida me ha ido regalando y, sobre todo, de poner en valor el afán de superación y la ilusión emprendedora que supone iniciar un proyecto de servicio a los demás, en especial, a un sector al que le debemos tanto como a nuestros mayores.

¿Qué es MIMO? ¿Cuáles son los servicios que ofrece MIMO?

 Siempre he entendido MIMO como un servicio de ayuda integral a la persona y a su familia prestado en el propio hogar, de ahí que englobemos tanto servicios sociales (asistencia personal – ingesta de alimentos, higiene personal, medicación y acompañamiento- y servicio doméstico), servicios sanitarios (psicología, enfermería, podología, fisioterapia y terapia ocupacional), orientación jurídica (tramitación y asesoramiento en temas relaciones con personas mayores y dependientes) y asistencia técnica (teleasistencia 24h, ortopedia, obras de rehabilitación, catering,…). De este modo facilitamos la permanencia y la autonomía de la persona en su medio socio-familiar, contando para ello con la ayuda de profesionales cualificados y con una clara vocación de servicio a los demás.

¿Qué hay de novedoso o innovador en la propuesta de MIMO? ¿Qué lo diferencia de sus competidores?

 MIMO tiene, como objetivo prioritario, prestar un Servicio Personalizado de Calidad. Eso pasa por una cuidadosa selección de nuestros profesionales, a quienes, además, damos formación continuada.

Al iniciar nuestro trabajo, realizamos una evaluación diagnóstica en profundidad recogiendo información a partir del historial clínico de la persona y de una evaluación cualitativa, mediante una entrevista con la propia persona o con sus familiares y cuidadores. Además, tenemos, tanto en el área social como sanitaria, un Coordinador que recoge información de todos los profesionales de su equipo para que la atención a cada persona sea integral y organizada.

Por último, mantenemos un contacto frecuente con los familiares, personalmente, por teléfono o mediante nuestra web, y a través del Informe de seguimiento y encuesta de calidad periódicos.

¿Cuáles han sido los principales obstáculos con los que se ha encontrado a la hora de crear su empresa?

Sinceramente, el principal obstáculo se encuentra en la mentalidad de las personas, que no perciben al cuidador sociosanitario o al auxiliar de ayuda a domicilio como un profesional cualificado, que merece un status profesional respetable, con un contrato de trabajo y alta en la Seguridad Social. No podemos exigir profesionalidad en estos servicios si no estamos dispuestos a ver a estos profesionales como personas cualificadas y preparadas para desempeñar su trabajo, con todos sus derechos y sus obligaciones laborales.

¿Qué perspectivas de desarrollo y consolidación tiene MIMO a medio plazo?

 Somos conscientes de que este proyecto se consolidará a medio plazo, es decir, en un año y medio o dos. Para ello, es necesario empezar a prestar servicios, ir dándonos a conocer en la sociedad murciana y, sobre todo, convertirnos en un referente de calidad y de seriedad profesional. Esa es la mejor publicidad.

¿Cómo y por qué nació la idea de MIMO?

 Son tres los factores que han influido en la puesta en marcha de MIMO. De una parte, como ya comentaba antes, mis inquietudes personales de iniciativa empresarial, pero también la observación de las necesidades sociales. Es obvio que hay un sobreenvejecimiento de la población, que la necesidad social está ahí, que la demanda de servicios cada vez más profesionalizados existe, y que el sector público no puede satisfacerla. Es, por tanto, tiempo de que el sector privado, como corresponsable social, empiece a asumir también sus responsabilidades.

En el proceso de creación de la empresa que ha llevado a cabo ¿qué errores, si alguno, le hubiera gustado evitar? ¿Si tuviera que empezar de nuevo, daría los mismos pasos?

 Con cierta satisfacción puedo decir que sí, que seguiría los mismos pasos. El gran acierto fue dirigirme, desde el primer momento, al INFO porque la orientación prestada desde este servicio ha sido excepcional y me ha permitido ir dando pasos seguros a lo largo de todo el proceso de creación de MIMO. Por supuesto ha habido errores y dificultades que superar, pero siempre he aprendido de cada circunstancia para mejorar.

Mimo   Atención personal y sanitaria en el hogar.

¿De quién ha recibido ayuda para impulsar este proyecto? ¿En qué ha consistido esta ayuda?

 Bueno, aquí la lista de colaboradores es extensa, tanto desde el punto de vista personal, empezando por mi familia y amigos, hasta el apoyo empresarial recibido del INFO, la Cámara de Comercio, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, Consejería de Economía y Hacienda, Consejería de Sanidad y Política Social, pasando por todas las empresas con las que hemos trabajado en temas de rehabilitación de nuestra sede social (SARPA DESARROLLOS S.L.), publicidad (ARTSOLUT) y otras muchas. A todos ellos manifestamos nuestro más sincero agradecimiento, por compartir nuestra ilusión y por la generosidad de su ayuda. Sin embargo, el verdadero impulso lo hemos recibido tanto de los más de 50 profesionales que han empezado a trabajar con nosotros como de nuestros primeros clientes, de las personas que han confiado en una empresa joven pero con saber hacer, tanto de los que han solicitado ya nuestros servicios como de aquellos que simplemente nos han demandado información. A todos, ¡Gracias!

¿Tres recomendaciones para un emprendedor que se lanza a la aventura de poner en marcha su proyecto empresarial?

 La primera, que no tenga ni prisa ni miedo. La segunda, que busque buenos asesores. La última, que coja fuerza de sus aciertos y que aprenda de sus errores. Y, por supuesto, que trabaje.

¿Cómo estáis comercializando los servicios que ofrecéis?

 Hasta el momento, hemos acudido a distintos medios de publicidad: flyers, carteles en los centros de salud, buzoneo de información, redes sociales, nuestra página web www.mimoatencionpersonal.es, y mediante visitas y convenios con muchas consultas, centros de día, asociaciones y empresas de la Región que compartimos el mismo afán de ayuda a mayores y dependientes.

¿Después de cuánto tiempo esperáis que el proyecto sea rentable económicamente?

 La inversión inicial ha sido importante, tanto de esfuerzo como de capital, pero es esencial saber esperar para recoger los frutos. Confiemos en que en año o año y medio el proyecto esté consolidado empresarialmente y se mantenga solo.

¿Existe alguna similitud entre la vida académica de la Universidad y la puesta en marcha de un proyecto de este tipo? ¿Quizá alguna contradicción?

 La similitud más clara la veo en el servicio a los demás. En la Universidad te debes a tus alumnos, estás obligado a dar lo mejor de ti para formar a los jóvenes. En MIMO el servicio se vuelca en los mayores, en los dependientes, en las familias que buscan ayuda o respiro familiar. De los jóvenes siempre he aprendido mucho, pero los mayores son el libro de la vida, un libro abierto, esperando a ser leído.