Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

julio 2019
L M X J V S D
« dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

EMPRESARIO INVITADO: “Recuerda: todo empezó con un sueño y un ratón”

Siempre solemos ponernos modelos a lo largo de nuestra vida, modelos a los que seguimos y con cuyas acciones y filosofías nos sentimos identificados. Lo raro es que un mismo modelo lo sea en nuestra infancia y vuelva a serlo en nuestra edad adulta. Este es mi caso con Walt Disney.

Habiéndome dedicado los últimos dieciocho años de mi vida a la industria audiovisual y del entretenimiento, una figura que reúne el paradigma del empresario y emprendedor, es el creador de la mayor productora de ficción y entretenimiento del planeta, Walter Elías Disney. Como todo empresario la vida de Disney fue la de un hombre que nunca cejó en el empeño de desarrollar un sueño, y ese sueño era su empresa. Una fábrica para crear cosas que divirtieran a la gente y la hicieran momentáneamente feliz.

Coraje es una de las palabras que se incluyen en lo que Walt Disney llamó “la regla de las cuatro C” y que recojo en una cita:

“Pienso que un hombre que quiere hacer realidad sus sueños, puede alcanzar cualquier cosa. El secreto, en mi opinión, se resume en cuatro C: curiosidad, confianza, coraje y constancia, pero la más importante es la confianza. Cuando crees en algo, debes creer en ello durante todo el proceso, de manera implícita y sin lugar a dudas”

Sin duda, para cualquier empresario, lo más importante es la fe y ésta, no está sólo en la confianza en uno mismo, sino en aquello que uno hace: nuestro producto.

Recientemente en un encuentro empresarial en el Reino Unido, un ponente con experiencia en España nos dio una conferencia sobre contenidos y estrategia en Internet y, como siempre, sobre el Producto y el concepto de calidad. En un momento dado, y con un muy británico colmillo retorcido ha sabiendas de que me encontraba allí, dijo: “el problema de las empresas españolas es que están excesivamente centradas en el beneficio y poco en el Producto”. Tras recuperarme de este crochet directo a la mandíbula, no dejé de pensar que estaba totalmente en lo cierto. La actual recesión y el tiempo que estamos tardando en reaccionar prueban que, la época anterior de extrema bonanza económica,  mermó el espíritu del esfuerzo, arrojo e innovación que deben guiar a todo empresario.

Por eso pienso que, más que nunca, Walt Disney constituye un ejemplo a tener en cuenta en cualquiera sea la empresa, independientemente de su tamaño, ubicación u objeto social.

Durante mi actividad profesional como proveedor de Disney a lo largo de varias películas y series de televisión, pude constatar que existía un espíritu compartido entre los responsables y personal que trabaja en la compañía y éste es el Producto. Tu producto es el que habla por ti  y, como dicen los británicos “Tu mejor trabajo es tu último trabajo”.

La atención está puesta en cada detalle, pero también, el concepto de innovación, que se aplica a todos los niveles, pues el producto no es algo estático. Es tarea y responsabilidad de todos los trabajadores el buscar y proponer la mejora en los procedimientos, es decir, Innovar. Desde cómo atender el teléfono y hacer una presentación corporativa (o pitching como se conoce en la industria audiovisual), hasta el movimiento de los personajes de las películas, expresiones, etc. De hecho muchas de las películas de Disney son clásicos reinterpretados de un modo innovador; así es el caso de “El Rey León”, nuevo enfoque del clásico de Shakespeare “EL Rey Lear”, o “Pinocho“, el “Libro de la Selva”…

La teoría, que en la práctica ha dado tan buenos resultados, es ¿por qué hacerlo igual que los demás pudiendo hacerlo diferente y logrando uno divertirse en el intento?. Bueno lo de divertirse lo he añadido yo, pero creo que describe la actitud de un emprendedor.

En base a esta filosofía, hace cuatro años monté mi propia empresa (Horizon Media), trasladando mi residencia desde Madrid donde llevaba la dirección técnica del estudio líder en post-producción cinematográfica de España. El objetivo era -y es- utilizar la región de Murcia como base para desarrollar contenidos digitales y producir audiovisuales de calidad. La región cuenta con importantes activos pero tiene uno fundamental para este negocio… y para todos: talento.

La clave del negocio audiovisual es la gestión del talento pero, no sólo en su vertiente creativa, sino en la de gestión y desarrollo técnico, todos ellos necesarios para el éxito en esta industria tan atractiva, pero también tan competitiva y exigente. Creatividad, gestión y técnica deben ser integrados de una manera horizontal y los equipos deben estar articulados con el producto como objetivo.

Por todo ello los proyectos para esta Región deben estar destinados al desarrollo de sinergias y a conectar los talentos con los que cuenta, para ponerlos a trabajar con determinados objetivos. Es necesario tener la Curiosidad para comprobar los recursos con los que ya cuenta la región, la Confianza en las ideas que obtengamos tras el trabajo intenso y defenderlo con Coraje manteniendo nuestra mirada en el objetivo con Constancia.

Una vez más las cuatro C y no olvidar que, como dijo el propio Disney:

“Todo empezó con un sueño y un ratón”.

Qué buena máxima para un emprendedor tecnológico, ¿verdad?

Sed felices.

________________________

José Egea Gutiérrez-Cortines

Director Horizon Media

3 comentarios para “EMPRESARIO INVITADO: “Recuerda: todo empezó con un sueño y un ratón””

Deja un comentario