Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

septiembre 2019
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Entradas con la etiqueta ‘Murcia Food Brokerage Event 2013’

“Éramos una región muy potente y muchas de esas empresas han ido desapareciendo. ¿El motivo? No innovaban”

Innovación, empresas de base tecnológica o spin-off son conceptos que, si bien afortunadamente cada vez tienen más presencia en el vocabulario empresarial, todavía nos queda mucho por conocer sobre ellos. Así se refleja en la conversación que hemos mantenido con Antonio Méndez, gerente de BIOPRODIN, con quien tuvimos el placer de charlar durante el evento ‘MURCIA FOOD BROKERAGE EVENT 2013‘, el symposium internacional que el INFO organiza cada dos años para las empresas interesadas en conocer las novedades en materia de Tecnología Alimentaria.

BIOPRODIN es una spin-off de la Universidad de Murcia y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que defiende la importancia del intercambio del conocimiento, de la investigación y de la innovación para la subsistencia de las empresas. De hecho, afirma que “La empresa que no innova no crece, y menos ahora. Por eso el Gobierno no debería castigar ni la innovación ni la investigación, porque son medidas que equivalen a hundir el crecimiento”.

 

Participa en todas las ediciones de ‘MURCIA FOOD BROKERAGE EVENT’ porque apuesta por la transferencia tecnológica ¿Por qué es rentable esta transferencia para las empresas?

Es la clave para el desarrollo de cualquier empresa. Yo siempre digo que la empresa que no innova tiene los días contados; aquí, en la Región de Murcia, tenemos el ejemplo. Ha habido mucha industria, sobre todo en el campo de la alimentación. Éramos una región muy potente y muchas de esas empresas han ido desapareciendo. ¿El motivo? No innovaban.

Las tres o cuatro que innovaban hace 30 años siguen vivas hoy. La que no innovó, cerró.

¿Qué es innovar?

Una empresa que contacta con un grupo de investigación en la Universidad y le propone un proyecto de mejora de lo que ya está haciendo o produciendo y, asociado ese grupo de investigación, desarrolla una tecnología que luego la aplica al producto y lo mejora, eso es innovar.

Mejorar, hacer los productos más competitivos, más seguros y, por extensión, más fáciles de vender.

¿La innovación va siempre de la mano de tecnología?

En mi mundo sí. Yo soy científico y, por poner un ejemplo, hace un tiempo trabajaba en la industria agroalimentaria en la que se fabricaba alcachofa, un vegetal que produce muchos residuos. De hecho, el 70% de la alcachofa es residuo, es hoja que “no sirve para nada”.

Mi empresa se puso en contacto con la Universidad, empezamos a trabajar sobre ese residuo y llegamos a producir ni más ni menos que cuatro productos de gran interés, con aplicación en varios sectores como alimentación, cosmética o diagnóstico en medicina, que salían de esa hoja que se suponía no servía para nada. Por lo tanto, como pasó en nuestro caso, si la fábrica asume el proyecto y lo pone en marcha, al final, además de la producción  de los corazones de la alcachofa, produces otros productos que pones en valor y los ofreces al mercado.  Eso es innovar.

Algo tuvo que ver la intuición de pensar que se podría hacer algo con esas hojas. ¿Cómo se consigue?

Eso nace del día a día, por eso para innovar es importante introducir a gente técnica en tu equipo. Ellos son quienes pueden sacar adelante este tipo de proyectos, pueden ponerse en contacto con las personas adecuadas, tienen esa visión… al fin y al cabo, profesionales que entiendan lo que llevan entre manos y que sepan dónde puede mejorar. Y eso es innovar, mejorar.

Para una empresa que no haya innovado nunca, ¿cuál cree usted que es el primer paso?

Lo primero es tener esa inquietud. Hay empresarios que se interesan por la innovación, por ver qué es y cómo pueden hacerlo, pero no tienen técnicos en su equipo. Entonces preguntan y suele ser el mecánico que le arregla las máquinas quien le dice “pues yo conozco a uno que”… A mí me han venido muchos así. Es un sistema muy rudimentario, cuando esto tendría que ser una iniciativa que gestionen las entidades públicas (Ayuntamientos, Cámaras de Comercio, y otras administraciones). Hay que poner en contacto a los empresarios con los grupos de investigación de los distintos centros de investigación de la Región, como IMIDA, CEBAS, UM, etc.

Se deben detectar dónde están las industrias que no tienen técnicos, que son muchas, y contactar con ellas. Que se crucen datos. Y eventos de este tipo, en vez de cada dos años, cada seis meses, pero se podrían hacer por sectores, por ejemplo, zumos, conservas, etc.

Hay grupos de investigación en el centro tecnológico y en el CEBAS, que tienen  investigadores de primera magnitud. Debería haber lista de espera de empresas que quieren contactar con ellos y sin embargo es al revés, parece que tienen que ir ellos a buscar a las empresas. Es el reflejo de la mentalidad poco innovadora que hay, y por eso la administración debe poner en contacto a los empresarios con centros de investigación y con la Universidad.

“El conocimiento de los demás nos ayuda a solucionar los retos propios. Esa es la innovación abierta”

MURCIA FOOD BROKERAGE EVENT 2013‘ es un symposium internacional que el INFO organiza cada dos años en la Región de Murcia. El objetivo es reunir a empresas de distintos países interesadas en conocer las novedades en materia de Tecnología Alimentaria.

Para conocer mejor esta iniciativa y el valor que ésta aporta a las empresas, hemos tenido la oportunidad de charlar con Ralf Neuendorf, vicepresidente de Premium Blendhub. Esta compañía, con sede en la Región de Murcia, está especializada en I+D+i, producción y comercialización de mezclas basadas en ingredientes alimentarios funcionales. Además, ofrece servicios y productos de sus seis centros de excelencia que incluye una fabrica portátil para hacer mezclas.

¿Por qué han querido participar en Murcia Food?

Esta iniciativa nos da la oportunidad de hablar sobre la innovación abierta, que es uno de los principales motores de desarrollo en nuestro negocio. Creemos profundamente en ella y queremos aprovechar este evento para trasladar el mensaje de “Si te interesa, hablamos”.

Además, estamos viendo que en nuestro sector hay una industria que tiene un gran reto por delante. Gracias a Murcia Food Brokerage Event podemos ponernos en contacto con ellos y ver cómo poder trasladarles nuestros conocimientos.

¿En qué consiste la innovación abierta?

Consiste en utilizar el conocimiento de los demás para solucionar los retos propios que existen en las empresas. También sirve para dar un paso adelante en el desarrollo tanto de la compañía como de las personas. La innovación abierta es mejorar aprendiendo de otros.

Por ejemplo, “allfoodexperts” es una empresa que está dentro de nuestro grupo, pero es totalmente independiente. Es una plataforma de innovación abierta en la nube. Los miembros forman una comunidad de científicos que trabajan de manera independiente y cuentan con muchísimos años de experiencia  en el sector; no aprovecharla sería un conocimiento perdido.

¿Es más rentable la innovación abierta?

Pensamos que sí, aunque no es el punto de partida por el que apostamos por ella. La innovación abierta abre la empresa a la comunidad, porque el éxito de la empresa es el éxito de la comunidad en la que estamos. Consideramos que somos mucho más exitosos si abrimos el conocimiento: ganamos y compartimos valor.

¿Qué papel juega la tecnología?

Uno fundamental. ¡Nosotros tenemos un gran ejemplo de que así es! En Premium hacemos mezclas de ingredientes en polvo y nuestra tecnología principal es la formulación de los componentes de las mezclas, sin embargo llegó un momento en el que nos encontramos con un reto: buscar un mezclador que se adaptara a nuestras necesidades. El mercado no nos ofrecía ninguna solución, así que desarrollamos nuestra propia máquina, la primera fábrica portátil de mezclas en polvo del mundo, lista para producir en cualquier parte del mundo en sólo 6 meses desde encargo y con tan sólo una conexión eléctrica.

No somos fabricantes, lo hicimos por necesidad, pero ahora la vendemos aplicando la innovación abierta. Al final se ha convertido en una nueva línea de negocio gracias a la tecnología y a la innovación. Tendríamos la opción de que se ese nuevo desarrollo se quedara dentro de la empresa y no compartirlo con nadie, pero entonces su valor también quedaría dentro. Si compartes ganas valor y ayudas a los demás.

En la Región de Murcia el sector de la alimentación es muy importante. ¿Falta innovación?

Creo que sí falta que se innove más, y digo esto por propia comparación con otras industrias. Además, es importante dejar claro que ampliar la línea de productos existentes no es innovación; es ampliación de producto, pero no implica una mejora. Podemos comprobarlo si vamos a un supermercado y comparamos los productos que hay con los que había hace unos años… son los mismos. La fruta es un poco diferente, cambia algo el color, el sabor, pero eso no es innovación, es sencillamente ampliar producto.

¿Cómo de puede fomentar esa innovación?

Debemos pensar fuera de la caja cuando nos encontramos con un reto y no sabemos muy bien hacia dónde ir. En nuestro caso, hace unos meses invitamos a un experto de innovación disruptiva de Silicon Valley para empezar a colaborar con nosotros. Sus sectores principales son telecomunicación e informática que no tiene nada que ver con el nuestro, pero ¿por qué pensar que no se pueden tomar nuevas ideas de otras industrias?

De hecho, ahora nos encontramos en fase de lanzamiento de una nueva categoría denominada SMART Powder Blends; el propio nombre es el resultado de tomar como ejemplo lo que se ha hecho en otros sectores, como los smartphones, que fueron una mezcla de teléfono y ordenador. Y el lanzamiento de esta nueva categoría lo hacemos de la mano de la flexibilidad y la transparencia, reflejo de esa innovación abierta.