Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

marzo 2019
L M X J V S D
« dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Entradas con la etiqueta ‘Polígono Base 2000’

“Más del 52% del PIB nacional lo producen empresas instaladas en polígonos. Nuestro papel debería estar más reconocido”. Joaquín Sánchez. Polígono Industrial Base 2000

Joaquín Sánchez es empresario, presidente de la comunidad de propietarios del Polígono Industrial Base 2000 – San Martín y secretario General de Fepemur, Federación Regional de Polígonos Industriales de la Región de Murcia.

Hemos charlado con él para conocer su opinión sobre el papel de los polígonos industriales en el tejido empresarial, cómo están afrontando la crisis económica y qué planes tienen para mejorar la situación tanto de los parques como de las empresas. Sus principales reivindicaciones:

-  Un acuerdo que regule la relación entre empresarios de los polígonos y las administraciones locales, regionales y nacionales. “Debemos terminar con la situación actual en la que las administraciones recaudan el dinero de las empresas y, por lo general, la reversión de esos impuestos a los Polígonos es prácticamente nula”.

-  Que el INFO asuma el papel de ente coordinador para ofrecer herramientas de mejora en la gestión de las empresas como elemento generador de cultura empresarial.

¿Con qué dificultades se encuentran actualmente los polígonos?

El contexto es complicado para el tejido empresarial en general, pero en el caso de los parques industriales nos encontramos con que existe, además, cierta descompensación. Los ayuntamientos recaudan los impuestos y las tasas que pagan las empresas instaladas en el parque, pero luego no reinvierten en nosotros; esa repercusión fiscal no nos llega de vuelta.

Por ejemplo, cuando se produce la necesidad de reponer una infraestructura, ya sea por que sea imposible su reparación o por haber quedado obsoleta, no es obligación de la comunidad de propietarios ni de la entidad de conservación solucionarlo, sin embargo a menudo las administraciones públicas no se responsabilizan de esas cuestiones que son de vital importancia. Y entonces, ¿quién lo asume? Los empresarios que pagan sus cuotas… con el correspondiente descontento.

Creemos firmemente que debe haber un movimiento de “ida y vuelta” y estamos poniendo todo nuestro empeño por conseguir que esto deje de ocurrir. Las administraciones, tanto locales como regionales y nacionales, deben responder y no dejar el peso a las empresas. Las administraciones deben asumir el papel que les corresponde y actuar de manera responsable y equitativa.

Para aquellos que no estén familiarizados con el funcionamiento de los polígonos industriales, ¿qué tareas desempeña una entidad de conservación, en este caso la del Polígono Base 2000? 

Nosotros, bajo la figura de Comunidad de Propietarios y Asociación de Empresarios, coordinamos la gestión de los servicios “delegados” por el ayuntamiento conforme a los acuerdos alcanzados. Por ejemplo: limpieza viaria, recogida de basuras, servicios de vigilancia privada, mantenimiento de zonas verdes y la reposición de las luminarias del alumbrado público.

Para realizar esos servicios los empresarios desembolsamos en Base 2000 unos 350.000€ más IVA, aunque debido a los impagos existentes hemos de suplir esa cantidad con otros 55.000€.

¿Los polígonos están notando mucho la crisis?

Ahora mismo todos sabemos que para una empresa que abre, cuatro cierran. En el caso de los polígonos, lo que graba el coste de conservación es la titularidad, por lo que una empresa puede cerrar pero es el titular de esa nave quien debe seguir cumpliendo con su cuota, como el IBI o los gastos de comunidad en el caso de las viviendas.

Las empresas ligadas a la construcción son las que más han sufrido los cierres, sin embargo en el Polígono Base 2000 contamos con pymes, de entre cuatro y nueve trabajadores, con un perfil sectorial muy variado. También hay empresas de la talla de Laboratorios Ecosur, Grupo Puma, Mecanocontinental, Coviran y otras de fuerte implantación y líderes en sus sectores.

Polígono Base 2000 es un parque industrial muy reconocido, ¿a qué cree que se debe?

Mantenemos un altísimo nivel de cuidado de las infraestructuras, está completamente vídeo-vigilado, algo que no todos los polígonos tienen, y muy bien conservado. El aspecto es agradable, y lo es gracias al esfuerzo de la mayoría de los propietarios. Cuando las cosas se cuidan duran más y da gusto verlas.

Además, la excelente ubicación a la orilla de la autovía de Albacete y Madrid, cerca del enlace de Alicante y Granada, es un valor añadido para las empresas.

¿Cómo miran al futuro? ¿Qué proyectos tienen?

A corto plazo lo que necesitamos es intentar controlar el gasto, gestionar el cobro de impagados y regular el papel de las administraciones en general en la conservación, mantenimiento, reposición y ampliación de infraestructuras. Esto último lo estamos planteando a través de Fepemur y en estrecha colaboración con el INFO. Lo más importante es fijar un modelo de relación entre las administraciones públicas y los polígonos para que la actuación de los empresarios y de la Administración se encuentre regulada. Debemos terminar con la situación actual en la que las administraciones recaudan el dinero de las empresas y, por lo general, la reversión de esos impuestos a los Polígonos es prácticamente nula. Seguir así es insostenible.

También estamos trabajando en un proyecto de ley para que los polígonos industriales estén considerados como infraestructuras básicas de interés general y aborde el modo de relación con las administraciones ¡Somos elementales para la actividad económica! Más del 52% de PIB nacional lo producen empresas que están instaladas en polígonos.

 

¿Por qué otros motivos considera que los parques industriales son tan importantes?

Somos de interés básico como demuestra el dato del PIB y además formamos parte de la economía y la vida social. El crecimiento también pasa por nosotros, no somos sencillamente una calle de un pueblo. Debemos estar en perfecto estado de funcionamiento y para eso se debe reconocer nuestro papel en el conjunto del tejido económico.

¿Cómo surgen los polígonos industriales?

En los polígonos hay una serie de infraestructuras y facilidades de movimiento, cargas, descargas, etc., que el centro de la ciudad no permite, así que en los años 80 se comienza a concentrar el conjunto de servicios para distintos tipos de actividades.

El suelo industrial facilita estas características, pero además ofrece posibilidades de relación comercial. Si tienes un problema eléctrico consultas a tu vecino antes que buscar en otro sitio. De todas formas, debería ser mucho más; por ejemplo, si fomentamos la cultura del uso de nuevas tecnologías podríamos crear un cauce fácil de información y de colaboración.

¿Cómo se encuentra el mercado del suelo industrial?

Nos encontramos en un contexto en el que el problema no es el precio, del que tanto se ha hablado, sino de la demanda. Y es que, si no hay demanda y no hay mercado, no hay inversión posible.

Ahora mismo la demanda de suelo y de techo industrial es muy baja; no es cero pero sí es pequeña y eso que los precios ni se parecen a los que podía haber hacer cinco o seis años.

En mi opinión el problema, insisto, no es el precio sino que la gente no puede comprar. Lo explico mejor con algo que me sucedió a mí el otro día. Me llaman de una plataforma para ofrecerme dinero pero ¡lo que yo necesito son clientes! Al final, sin clientes no quiero dinero. Para qué quiero dinero, ¿para deber más? ¿Para invertirlo en publicidad si sé que no hay demanda de servicios? ¿Qué la caída de la facturación es brutal? En este momento, los profesionales o lo tienen todo muy controlado o se quedan quietos. “Si me ahogo, que sea en el puerto”, piensan. Esto es lo que debemos reactivar con políticas activas.

¿Cuáles son los principales retos que afronta la Región como espacio destinado a las empresas?

Mejorar cultura, mejorar cultura y mejorar cultura de la actividad empresarial. En todos los sentidos. Debemos tener una visión más sólida de lo que es la actividad empresarial, sus normas y su funcionamiento.

El empresario murciano, por lo general, es más intuitivo que técnico, y eso está muy bien pero solamente con intuición ya no es posible funcionar. Nos falta cultura de análisis y debemos introducir cambios en el proceso de gestión empresarial.  Debemos aspirar a ser empresarios dentro de un marco cohesionado porque todo se produce por sinergias, y “cuando llueve el suelo se pone verde”. Una cosa trae la otra. Si mejoramos en este aspecto, atraeremos y generaremos más actividad y aparecerán  nuevas inversiones.

¿Cómo propone alcanzar ese conocimiento técnico?

Debemos aprender a ser mejores empresarios en todos los sentidos y eso requiere de un ente coordinador. En mi opinión, considero que este papel lo debería desempeñar el INFO

Durante mucho tiempo los empresarios sólo hemos valorado los recursos económicos, pero hay otros; por ejemplo, la utilización de las nuevas tecnologías, hablar más del por qué de la fiscalidad, del cómo, de la legalidad, la legitimidad y la ilegitimidad…  Necesitamos un impulso de cultura empresarial para ser más competitivos y reconocidos. Hay mucho por hacer.