Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Calendario de Entradas

agosto 2019
L M X J V S D
« dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Tres motivos para preocuparse por la innovación si eres emprendedor #DIPE13

Innovar es un tema de moda. Todo el mundo habla de la innovación como una necesidad en todas las empresas. O eres innovador o sucumbirás. O eres innovador o tendrás que competir en precio y eso a largo plazo es un camino complicado, si no innovas permanentemente. Y es verdad, hay que innovar permanentemente.

Ser emprendedor está más de moda. Hay que emprender, los emprendedores sacarán a España de la crisis (@javiersantiso dice lo contrario). Todos a emprender… No puedo estar más de acuerdo con la necesidad de una mayor cultura emprendedora en todas partes, empezando por la administración y la gestión pública, aunque comparto con mi tocayo que el de los emprendedores es un camino largo que tardará en dar sus frutos. 

El jueves en Águilas hablaré sobre la necesidad de innovar que tienen todos los emprendedores en una charla de título “Vuelo hacia el éxito, escala en la innovación”. Cuando hablo de este tema siempre surgen objeciones:

– Ser emprendedor es sinónimo de ser innovador, ¿por qué hace falta recordárselo a los emprendedores?

– El haber emprendido implica haber creado una empresa, innovar, hace algo distinto. ¿No es suficiente garantía de éxito de ser innovador haber creado una empresa recientemente?

 

Por raro que parezca, sin embargo, los emprendedores deben ser MUY conscientes de la importancia de la innovación y gestionarla adecuadamente en sus empresas, cuanto antes mejor. Por tres motivos:

*   El mercado sigue evolucionando.

Lo que te ha traído hasta aquí, no es necesariamente lo que te va a llevar al siguiente puerto. Esto lo sabías cuando eras un “outsider”, alguien que miraba el mercado desde fuera. Ahora eres parte de él y tus competidores actuales y futuros están pensando cómo desbancarte. Tendrás que innovar para fortalecer tus claves competitivas o desarrollar otras nuevas, pero en todo caso, no podrás quedarte como estabas.

*   La gestión del día a día va a hacer que te olvides de gestionar la innovación.

Empezarás a gestionar la producción, el equipo humano, el trabajo comercial, los cobros, la tesorería… luchar por establecer procedimientos para mejorar el control. Todas esas cosas irán minando la capacidad creativa de la empresa a medida que ésta madure y, como un niño que se hace adulto, tendremos en muchos casos otras prioridades y nos habremos olvidado de jugar, de crear, de innovar.

*   Tu empresa ya no es sólo tú.

A medida que has incorporado otras personas, empleados, socios, colaboradores, proveedores, clientes, etc., tu empresa se ha vuelto algo más grande pero también más difícil de controlar y donde hay muchas personas con ideas diferentes. Mantener el espíritu innovador supone una cultura de permanente ruptura con el status quo que vas a necesitar que compartan otros. La cultura innovadora se siembra y se cuida o se mata y destroza cada día. Vas a tener que hacer algo al respecto. Y aunque no seas consciente, estás creando una cultura pro o anti innovación.

Como ves, hay motivos suficientes para preocuparte por la innovación como clave de éxito aunque seas un emprendedor que partió de una gran innovación o idea. Si quieres, el jueves en Águilas, podemos hablar de cómo mantener la llama innovadora viva en tu empresa. ¡Allí te espero!

Javier Fernández Gallardo

@prandez